Impacto del Perito en el Veredicto – Cuándo se necesita un perito

La figura del perito es fundamental en muchos casos. Sin un experto, con experiencia y conocimientos específicos, que aporte información sobre cómo sucedieron los acontecimientos, o si se implementaron todas las medidas exigibles por la ley, sería complejo para los jueces dictar una sentencia justa.

Impacto del perito en el veredicto

Los peritos se usan, generalmente, en muchos tipos diferentes litigios, entre los que se encuentran:

  1. Negligencias médicas, donde hace falta que se determine el nexo causal entre la actuación médica y los daños causados.
  2. Litigios contra la Seguridad Social para el reconocimiento de incapacidades.
  3. Reclamaciones por lesiones, donde es necesario hacer una valoración del daño.
  4. Reclamaciones económicas, por daños directos o lucro cesante producido. Para lo que se requiere, al menos, un Perito Economista.
  5. Casos contra los bancos, sobre hipotecas, cláusula suelo, prácticas contables irregulares, etc.
  6. Reconstrucción de accidentes y valoración de coches.
  7. Problemas de seguridad cibernética y otros asuntos relacionados con la figura del Perito Informático.
  8. Problemas con la construcción y vicios ocultos.

El testimonio de un Perito

El testimonio del perito se rige por la LEC, que establece que puede ofrecer un testimonio de opinión si su conocimiento, formación, experiencia, etc. lo capacita para hacerlo.

La opinión del Perito es subjetiva, evidentemente, pero debe estar fundamentada en datos objetivos y comprobables. Además, se deben tener en cuenta las siguientes premisas de la declaración del Perito:

  1. Debe ser independiente e imparcial
  2. Se basa en hechos o datos objetivos
  3. Se deben tener en cuenta todos los aspectos, incluidos los que no beneficien al cliente
  4. Debe estar centrado en nuestro conocimiento, sin que el testimonio sobrepase a éste
  5. Deben usarse metodologías fiables y probadas

La ratificación judicial

El testimonio de un testigo ordinario se basa también en su percepción subjetiva. Pero, en este caso, no usa sus conocimientos científicos, técnicos y experiencia previa para comparecer en sede judicial.

No obstante, también se está ofreciendo información útil para comprender el caso, o los hechos específicos.

En que casos se necesita un Perito

Casos en los que es necesario un Perito

A continuación, analizaremos diferentes situaciones en las que podría ser necesaria la actuación de un Perito.

No todas las cuestiones científicas requieren un Perito Judicial

Independientemente de las habilidades matemáticas que se tengan, los cálculos matemáticos pueden requerir de un perito en un juicio. Por ejemplo, si hay que analizar la distancia de frenado de un vehículo accidentado y la velocidad de colisión, sí será necesaria la asistencia de un experto que asesore al respecto.

En otros casos donde hace falta que un perito asista al juez analizando cálculos matemáticos están:

  • Perjuicio económico sufrido
  • Coste de una baja laboral
  • Lucro cesante producido
  • Valoración de una empresa
  • Cantidad de droga en un alijo

Estas cantidades muchas veces son estimativas, pero se basan en datos irrefutables, y se sigue una metodología contrastada.

Sin embargo, si lo que se trata de calcular utiliza, únicamente, una aritmética básica, no hará falta perito. Ya que ésta se enseña en la enseñanza primaria y en la secundaria, ambas obligatorias.

 

Medir y valorar situaciones emocionales

Valorar daños físicos es mucho más sencillo que determinar el alcance de daños psicológicos, ya que estos últimos no quedan plasmados en una radiografía o cicatriz.

En general, se requiere de un Perito Psicólogo o Psiquiatra, para determinar si una persona sufre trastorno de estrés post-traumático, debido a un suceso vivido. Lo que puede ser causado por:

  • Sufrir un accidente
  • Lesiones personales
  • Acoso o violencia
  • Discriminación
  • Pérdida de un ser querido

Sin embargo, hay casos en los que es suficiente con conocer el testimonio de la víctima y los acontecimientos, para entender el grave alcance para la salud mental del sujeto. Por ejemplo, una embarazada dio a luz a un bebé que venía de nalgas, y quedó atrapada su cabeza en el interior de la vagina. Los sanitarios no actuaron hasta una hora después, retirando al bebé fallecido. Esta situación fue suficiente por sí sola para poder determinar que la madre sufría problemas psicológicos a causa de la actuación del hospital.

 

Procedimientos de entidades financieras

En el caso de una demanda contra el banco por políticas inadecuadas, podemos plantearnos si es necesario llevar un perito que dé soporte a nuestra reclamación.

Pues bien, se ha dado la situación de que los protocolos seguidos por la entidad financiera no eran adecuados conforme a los de la industria bancaria. Sin embargo, el juez no tiene por qué conocer si esto es así, y si no hay nadie con conocimientos y experiencia en este campo que se lo explique, podría desestimar la demanda.

Por tanto, siempre que se reclama a un banco, es conveniente contar con el asesoramiento de un Perito, que además nos ayudará a determinar qué cantidad se debe reclamar. Los casos a los que nos referimos son:

Necesito un perito o no necesito un perito, esa es la cuestión

La decisión de contar con un perito o no es muy importante. Tal vez el abogado pueda asesorar al respecto, pero al final la decisión es siempre personal.

Una buena forma de saber si de verdad es necesario es hacer una pequeña encuesta, preguntando a gente de la calle sobre si comprenden el tema en litigio. Ya que los miembros del juzgado no tienen por qué ser más conocedores que cualquier persona corriente.

Comprender los procedimientos de los bancos, o los estándares médicos, puede no estar al alcance de cualquier persona. De ahí la importancia de los peritos.

En cualquier caso, contando con un perito en nuestro equipo, aunque nos puede suponer aumentar los gastos, nunca nos equivocaremos. Pero si es necesario y no lo tenemos, podemos llegar a perder el juicio (incurriendo en gastos aún mayores).

Impacto del Perito en el Veredicto – Cuándo se necesita un perito
5 (100%) 1 voto[s]

¿Contemplas otras situaciones donde se pueda necesitar un Perito?

2 thoughts on “Impacto del Perito en el Veredicto – Cuándo se necesita un perito

  1. Héctor Aníbal López Martínez Reply

    Interesante resumen, sin embargo, dentro de mi experiencia, he notado que existen tres factores muy importantes que rara vez contempla el perito y que, en muchos de los casos son decisivos dentro del proceso. El primero.- Muchas veces el perito teme oponerse a los deseos de la fiscalía o, en su defecto, teme corregir la línea de investigación seguida por la fiscalía. El perito es quien debiese guiar a la fiscalía y no al revés. Dos.- Muchos peritos mencionan el método científico utilizado para resolver el problema, pero pocos desarrollan dicho método, en todos sus pasos, dentro del dictamen. Eso representa un manjar exquisitos para nosotros los abogados, pues nos ensañamos en ese punto. Tres. Casi nunca basan los peritajes en resultados estadísticos, sino que tienden a emitir el dictamen como verdad científica. La estadística permite calcular los márgenes de error dentro del dictamen. NO PORQUE EL PERITO HAYA FALLADO O ESTÉ EQUIVOCADO, SINO QUE SE PREVÉ LA ALTA PROBABILIDAD DE QUE EL PERITO NO HAYA PODIDO DICTAMINAR CON ALTO MARGEN DE CERTEZA DEBIDO AL HECHO DE QUE TERCERAS PERSONAS COMETIERON ERRORES EN LA, POR EJEMPLO, RECOLECCIÓN DE INDICIOS. Cuando el margen de error se contempla en el dictamen, se deja sin armas al abogado contrario, pues se adelanta a las probables preguntas que haga al perito…gracias…

    • PJ GROUP Reply

      Muchas gracias por tu interesante aportación.
      Totalmente de acuerdo Héctor. Sobre todo en el ámbito penal/criminalístico, donde los resultados ilustrados en el informe pericial dependen de la investigación propia y científica.
      La labor del Perito no es seguir los pasos de ningún otro participante en el juicio, sino ilustrar su propio criterio, donde los métodos estadísticos cobran gran importancia. Sin embargo esa determinación del intervalo de confianza requiere la definición meticulosa del test de hipótesis. Es decir, la aplicación de la inferencia estadística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.