La participación de un Perito en un juicio tiene la finalidad de convencer al juez sobre cómo han sucedido realmente los hechos, y si qué consecuencias tienen. El uso de metodologías y materiales para convencer puede ser de gran ayuda durante el juicio.

La publicidad tiene el objetivo de seducir al espectador de forma que nos interesemos por determinados productos. Los Peritos tenemos mucho que aprender sobre cómo vender nuestras ideas.


Debemos considerar seriamente la posibilidad de innovar en nuestras presentaciones en el juzgado. La exposición visual debe tenerse en cuenta si buscamos una mejor comprensión y retención de nuestras ideas clave.

De cara a ayudar a conseguir una mejora en el informe y en su presentación, proponemos en este Post, ciertas claves que van a permitir llevar a cabo una presentación de calidad, sin aumentar el nº de horas trabajadas.

1. Usar materiales y documentos de alta calidad

En un juicio, es más importante la calidad y precisión de los materiales, que el volumen de los mismos.

Pero en todos los momentos que comprenden el desarrollo de un informe pericial, la calidad de las pruebas y datos obtenidos, irá en concordancia de la importancia de las conclusiones que de ellos se extraiga.

Así, debemos buscar usar documentación y datos oficiales, y no debatibles. Lo que se conforma la base sólida sobre la que se construye el informe, y permitirá que su realización sea más clara y directa.

Todos los gráficos, modelos, etc. Que se desarrollen en el caso deben asentarse en el conocimiento profundo del caso, de manera que no se deje lugar a dudas.Aunque pueda seducirnos la idea de crear la duda en el juez, debe evitarse incluirse en el informe documentos escaneados ilegibles, modelos 3D inexactos o poco claros, etc.

2. Piensa “en general”

Las gráficas, por ejemplo, son muy convincentes, y permiten eliminar la ambigüedad que entrañan las discusiones dialécticas. Garantizando una mayor y mejor comprensión del mensaje. Sin embargo, nunca debemos dejar de pensar en general.

Buscamos que nuestros argumentos sean convincentes, no que se enamoren de nuestros materiales.

Se debe dedicar suficiente tiempo a desarrollar una estrategia clara, que contemple todos los elementos del caso y acciones a realizar.

3. Busca la finalidad de cada material creado

Debemos poder responder a las siguientes cuestiones:

  1. ¿Qué estoy tratando de contar?
  2. ¿Qué impresión quiero crear en el juez?
  3. ¿Existe algún otro tipo de información/material que me pudiera ayudar a conseguirlo?

Determinar el propósito de cada material o idea a mostrar puede ayudar a optimizar los recursos de que dispongo, y del poco tiempo que tendré frente al juez.

De este modo, la planificación del trabajo es fundamental. Si durante la misma, detectamos la necesidad de una reorganización, nos servirá para enfocar y diseñar los pasos para ser lo más convincente posible.

4. Muestra, no cuentes

Un buen perito no es un defensor de su cliente, ni siquiera de su informe. Debe tener la mente abierta para reconducir sus argumentaciones, pero no sus ideas.

Pocas veces somos conscientes del poco tiempo de que dispone el juez, y de lo árido que le puede resultar escuchar a los integrantes de cada parte. Contar historias (storytelling), puede ayudar a captar la atención del juez, acercándole a través de la narración a los argumentos que defendemos.

En ella, se deben enfatizar los eventos y no los aspectos legales

La narración de historias hace que las ideas permanezcan.

Sin embargo, hay que evitar detalles, fechas y datos innecesarios, teniendo que ser historias limpias.

Para la preparación del juicio, puede ser interesante crear un guión cronológico, con los hechos a resaltar, y temas a abordar.

5. Utiliza el storytelling

Los peritos que realmente saben actuar frente a un juez, no hablan de manera concluyente, sino de manera convincente. No imponen sus creencias, sino que cautivan a su audiencia.

Ofrecen detalles concretos de tal forma, que transportan a los que le escuchan, de forma que llegan a sus conclusiones por sí mismos.

Un Perito no debe asumir que el juez va a estar de acuerdo con todos y cada uno de los argumentos que esgrime, pero tiene que estar seguro de que se ha hecho entender.

6. Utiliza el poder de la imagen

Las recreaciones 3D son muy convincentes, y permiten eliminar la ambigüedad que entrañan las discusiones dialécticas. Garantizando una mayor y mejor comprensión del mensaje.

Según el caso, puede ser interesante para el cliente pagar el sobrecoste que tiene hacer una recreación 3D, para ilustrar de forma eficiente en la sala los conceptos clave, si eso quiere decir que aumentan las posibilidades de conseguir reclamaciones cuantiosas.

7. Sintetiza la documentación en sencillos gráficos

Un gráfico es una buena manera de comunicar hechos de un caso.

Una imagen vale más que mil palabras, y permite dar acceso a información precisa. Un Perito, puede (y debe) usar elementos gráficos, como:

  • Imágenes
  • Mapas
  • Líneas de tiempo-eventos
  • Gráficos
  • Tablas
  • Vídeos
  • 3D
  • Recreaciones en realidad virtual

En todos ellos, la precisión es importante, ya que los materiales abstractos o incorrectos pueden crear confusión y que den la sensación de que estamos intentando engañar.

Por ejemplo, al usar una línea de tiempo para contar una historia cautivadora, debe simplificarse al máximo, dada la complejidad que suelen tener, con multitud de eventos y fechas.Los casos que van a juicio están rodeados de ideas complejas, que se entienden mejor cuando se usan estrategias determinadas para apoyar su caso y explicar conceptos laberínticos a los jurados. Estas ideas, deben aplicarse a todos los componentes dentro de los informes periciales, y de las actuaciones que sean susceptibles de ser explicadas.

¿Qué materiales has usado en un juicio?