La tasación de un vehículo se ha convertido en uno de los servicios que más están proliferando dentro del sector automovilístico. Impulsado por internet, la compra-venta de coches está en auge, lo que hace que los servicios de peritos tasadores se vuelvan más imprescindibles para este desempeño.


Perito TASADOR pedir presupuesto

Qué es la tasación de vehículos

La tasación de vehículos se realiza con el objetivo de conocer el valor monetario del vehículo en el mercado actual mediante la evaluación del estado de todos los elementos que componen el vehículo. Las tasaciones son documentos que tienen como fin principal establecer justificadamente el valor de un bien, en base a ciertos criterios fijados con anterioridad y de acuerdo a una serie de métodos aplicados adecuadamente.

Las tasaciones de vehículos se realizan principalmente con la intención de querer venderlo y conocer su valor en el mercado, teniendo en cuenta los factores que determinan dicho valor, como la antigüedad, el uso o kilometraje, el estado físico, e incluso el tipo de combustible.

Quién puede realizar la tasación de vehículos

Si un particular, empresa o institución quiere tasar un vehículo tiene a su disposición varias opciones para realizar la evaluación:

-        Profesional tasador. La mejor opción es recurrir a los servicios de un Perito Tasador o un Perito en Coches que valore el vehículo de forma presencial. En función del estado de todos los elementos observables, las características, así como la oferta y demanda del tipo de coche o marca, el perito proporcionará con exactitud el valor actual del vehículo en el mercado.

-        Tasación online. Las empresas aseguradoras y empresas de compra-venta de coches de segunda mano disponen, cada vez con mayor frecuencia, de herramientas de tasación online. La ventaja de estas herramientas es su rapidez, comodidad, sencillez y economicidad. En este caso, el valor obtenido es una aproximación.

-        Concesionarios. Es la opción más tradicional para comprar o vender un vehículo de segunda mano.

-        Desguaces. Es la opción más viable en los casos en los que el vehículo se encuentra en mal estado, está siniestro y/o es excesivamente antiguo. Aunque el desguace también tenga un servicio de tasación, el precio que pagarían por el vehículo es muy bajo.

Cómo se tasan los vehículos

Para tasar un vehículo, es de utilidad consultar la tabla oficial del Ministerio de Economía y Hacienda que aparece en el BOE cada año, donde aparecen todos los modelos y versiones de coches del mercado, junto con su año de matriculación. El siguiente paso es introducir la variable del estado del coche, para lo cual se tienen en cuenta diferentes parámetros:

  1. Kilometraje. El valor será menor cuantos más kilómetros tenga el vehículo, en relación con su antigüedad. Aquí también se considera la cilindrada y el tipo de combustible.
  2. Aspecto físico. Se valora la estética del vehículo. El valor será menor cuanto mayor sea la presencia de rayadas, golpes o reparaciones a realizar.
  3. Mecánica. Comprobar si existen piezas mecánicas que necesitan ser reparadas o sustituidas. Cuanto más grave sea la reparación menor será el valor del vehículo. Pueden existir daños o vicios ocultos que sólo puede percibir un especialista o perito.
En este sentido, cada parámetro varía entre 0.9 y 1.3 en base a su valoración objetiva.

Tipos de tasaciones

Existen diversos puntos a tener en cuenta cuando se quiere conocer el precio de un vehículo, los cuales varían en función del objetivo de la tasación o el tipo de vehículo.

1. Tasación por matrícula

La tasación por matrícula es un método muy rápido y sencillo, en el que se valora el coche simplemente teniendo en cuenta el año de matriculación, la marca  y el modelo y versión del vehículo. En definitiva, sólo considera las variables relativas a la antigüedad, apartando todos los demás factores. Este hecho hace que el valor que se pueda estimar resulte altamente impreciso, si bien sólo se puede obtener una idea alejada del precio que tendría el vehículo.

2. Vehículos usados

En este caso, no solo se tienen en cuenta los factores de antigüedad, también el kilometraje, el estado físico y la mecánica. Dependiendo del objetivo final de la tasación, se puede realizar mediante el servicio de peritos profesionales, mediante tasación online o las demás opciones mencionadas anteriormente.

3. Vehículos para el desguace

Cuando un vehículo tiene muchos años y/o necesita de reparaciones la tasación que necesita para establecer un precio de mercado actual debe ser más rigurosa. Es importante pasar por el mecánico para que se identifiquen todos los posibles desperfectos, fallos y averías que pudieran haber. Sin embargo, el precio que pondrán en el desguace correspondiente será menor que en cualquier otro medio de tasación.

4. Vehículos industriales

Los vehículos industriales son aquellos vehículos conocidos como profesionales o especiales, que están destinados no a particulares, sino a sectores como la construcción, la agricultura, la ganadería o el transporte de mercancías. Al igual que el mercado de turismos, el mercado de los vehículos especiales también está aumentando las transacciones de compra-venta de vehículos usados. La tasación a realizar es similar a la de un vehículo usado, tratándose de camiones, furgonetas y demás.

5. Vehículos para vender

La opción más fiable para comprar un coche de segunda mano es comprarlo directamente a profesionales especializados en ese ámbito. Esta opción ofrece normalmente unos años de garantía del vehículo. En el caso de que la compra se realice a particulares, es recomendable no realizar la compra sin antes contratar a un perito para evaluar el vehículo y comparar el precio obtenido en el informe y el precio del vendedor.