A la hora de contratar los servicios de un experto que actúe en un procedimiento judicial, debemos considerar las 2 posibilidades a contratar: Perito o Consultor.

Si bien la labor profesional de uno y de otro difieren, hay determinadas circunstancias que harán que un de las dos sea más adecuada que la otra.


PERITO JUDICIAL pedir presupuesto

Al litigar en un caso que se requiera el apoyo de un experto, es importante contar con el profesional adecuado, para maximizar las probabilidades de éxito. De entre las labores que puede acometer este perfil, se encuentran:

  • Realizar investigaciones
  • Declarar ante el tribunal
  • Asesorar al abogado sobre cuestiones técnicas
  • Preparar el caso con el abogado
  • Realizar informe pericial o contrapericial
  • Guiar al abogado sobre el interrogatorio al perito contrario

En determinados casos, puede ser buena idea contratar un Consultor que apoye en alguna de estas áreas, aunque no disponga de conocimientos legales específicos. E independientemente, se podría contratar un Perito, para las actuaciones relacionadas con la comparecencia en el juicio.

El Consultor en un procedimiento judicial

Si se contrata un Consultor como experto para un procedimiento judicial, puede desempeñar un papel de gran importancia. Si bien no es el perfil adecuado para aportar su testimonio durante el juicio (ya que no está entrenado en el acto de la testificación y de la transmisión de conocimientos a los miembros de la sala), puede aportar su capacidad de análisis para definir la estrategia más adecuada para ganar el caso.

Tras revisar la documentación, puede brindar al abogado información sobre sus conclusiones o bien sobre el informe del Perito contrario. Por tanto, aunque no testifica, puede ayudar a identificar puntos débiles dela parte contraria. Lo que incluye errores comunes cometidos en su área profesional.

El Consultor sólo necesita ser un experto en su campo, informándole al abogado y cliente sobre su área de trabajo. Estableciendo objetivos en el juicio, y marcando los pasos para completarlos. Es decir, no se requieren otras características específicas, como puede pasar en el caso de un Perito.

Pueden darse situaciones en las que un abogado se plantee que el Consultor que ha contratado para el caso, actúe como Perito. Testificando en el juicio y contestando a todas las preguntas del juez o tribunal.

La decisión de contratar un Consultor puede ser importante en un gran número de casos. Es recomendable que tanto el Abogado como el cliente analicen los pros de tomar esta decisión y de quien es el más indicado para el caso. En Perito Judicial GROUP ponemos a su disposición los mejores Consultores que pueden actuar como peritos.

Peritos vs Consultores

Resumidamente, se puede decir que los Peritos son Consultores, pero son mucho más que consultores.

Si bien su labor profesional puede ser similar, el trabajo del Perito va encaminado a ser presentado durante un juicio, para el beneficio de la Justicia.

Por tanto, la forma de contratar a uno y otro es totalmente diferente. Los Consultores no necesitan ser designados para hacer su trabajo, ya que su labor de asesoramiento y orientación sirve a cualquier particular, quien goza de total confidencialidad en la labor contratada. Por supuesto, no dependen del tribunal ni del abogado contrario, por lo que tampoco pueden ser influenciados ni contratados por ellos.

Los Peritos, por el contrario, necesitan ser designados, bien por el tribunal, o por una parte. Llevando a cabo un informe sobre la documentación presente en el caso. Estos pueden realizar todas las funciones de un Consultor, pero se deben al tribunal, donde deben presentar todos los resultados de su investigación. De ahí la importancia de la ratificación judicial del informe pericial desarrollado.

Similitudes entre Peritos y Consultores

Los perito tienen ciertas similitudes a los Consultores.

Ambos son expertos dentro de un área profesional determinada, con capacitación y credenciales en:

  • Educación
  • Experiencia
  • Habilidades

Por lo que ambos perfiles tienen un gran conocimiento en su área de trabajo, entendiendo los detalles profesionales y posibles problemas que pueden aparecer en su campo.

Diferencias entre Peritos y Consultores

Si bien Peritos Judiciales y Consultores son expertos, no todos los expertos son Peritos. Ya que no tienen conocimientos ni están preparados en el área legal para testificar ante el tribunal.

Se trata de una diferencia de gran calado, ya que, si el experto es únicamente consultor, su labor es privada y confidencial, debiéndose a su labor de ayudar al cliente. Puede que ninguna otra persona sepa que se cuenta con un asesor.

Aunque se contrate y pague un Perito, su labor es la de ayudar al juez a emitir un veredicto justo, y no para favorecer a la parte. Es decir, será otro auxiliar de justicia más.

Contratar un Perito o un Consultor

Qué considerar antes de contratar un Perito o un Consultor

Dentro de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un profesional para un procedimiento judicial, es la labor a realizar. Así, se deberá considerar si:

  • Área de conocimiento requerida
  • Hace falta contrapericial
  • Es necesaria ratificación judicial

Decidir qué tipo de experto se necesita

Antes de empezar el procedimiento, es complicado saber si va a ser necesaria o no la comparecencia del experto. Para poder saber eso, antes se deberá examinar la documentación del caso, incluido el informe del Perito contrario, para determinar si el informe pericial presentado es correcto. Si se tomaron los datos correctamente, y la metodología empleada está aceptada por la comunidad científica.

En caso de que todo sea correcto, al no poder contradecir los argumentos contrarios y no ser posible la ratificación judicial favorable, no será necesario el trabajo de un Perito. Lo que ocurre es que esto es complejo saberlo de antemano.

En cualquier caso, contratar un Perito nos permite estar abiertos a cualquier posibilidad, sea cual sea el transcurso de los acontecimientos. Además, los Peritos pueden pertenecer a multitud de áreas profesionales diferentes (Perito Informático, Perito Médico, Perito Naval, etc.), disponiendo de conocimientos forenses además de técnicos.

Proceder con precaución

Tanto en procedimientos civiles como penales, si finalmente se decide contratar un Consultor y resulta que es necesario que testifique, estará dentro de un área que no domina. Ya que los códigos y procedimientos que ocurren en un juicio son específicos del ámbito legal. Estará, por tanto, sometido a la incertidumbre de lo que puede ocurrir en un juicio, y sin la experiencia que muchas veces es clave.

En caso de que los datos del experto consultor se hayan incluido en el procedimiento cumpliendo las funciones de Perito, éste se encontrará vinculado al caso. Y no se le podrá retirar del mismo.

Sin embargo, si no se le incluye en el procedimiento, pero se indicara que se va a presentar informe pericial, puede que se pudiera cambiar de experto, y usar un Perito con conocimientos y experiencia en el ámbito legal.

Peritos vs Consultores: Conclusión

Existen diferencias obvias entre Consultores y Peritos, y claras ventajas de contratar un Perito, ya que podrá actuar como consultor… y mucho más. Ya que, si un consultor se usa para ratificar un informe, éste puede pasar verdaderas dificultades en el juicio, al no estar entrenado para ello.

En cualquier caso, ambos perfiles profesionales pueden ser útiles si disponen de los conocimientos y experiencia necesarios.

¿Te ha parecido interesante?