Las evaluaciones psicológicas son herramientas utilizadas por psicólogos y psiquiatras con la intención de determinar el estado de salud mental del sujeto evaluado. El estado mental del sujeto bajo análisis puede ser crucial para la determinación del dictamen judicial en cualquier proceso legal.

Cuáles son los tipos de Evaluación Psicológica

Dependiendo del objetivo que se quiera conseguir con la evaluación psicológica se deberá realizar basándose en unos criterios u otros. ¿Cuáles son los diferentes tipos de evaluación psicológica?

  • Evaluación CLÍNICA. Es la encargada de diagnosticar las enfermedades mentales o el estado de salud mental del individuo evaluado. Esta clase de evaluaciones pueden ser colaborativas -si el evaluado está de acuerdo en la evaluación y participa en el proceso-, terapéuticas -si el objetivo final de la evaluación es ayudar al evaluado a adquirir herramientas y recursos para la recuperación- o dinámica, en el que se trata de una actitud proactiva por parte del evaluador.
  • Evaluación FORENSE. Dentro de los procesos judiciales se precisa en ocasiones de un Perito Psicólogo que tenga la capacidad de realizar una evaluación a fin de ser utilizada en el proceso jurídico. Se caracteriza por contemplar las dudas y peticiones de las partes del litigio.
  • Evaluación LABORAL. En dicho tipo de evaluación es fundamental tener en cuenta las características particulares del puesto laboral y el perfil del empleado, así como la adecuación de los mismos.

Cómo interviene la evaluación psicológica en la pericial

En los procesos judiciales se suele hacer uso de la evaluación psicológica para obtener un dictamen pericial que certifique las facultades mentales del evaluado. Esto puede ser utilizado como justificación o prueba durante el proceso judicial.

El proceso se inicia ante la necesidad de dar respuesta a cuestiones que no pueden solucionarse mediante otra vía. Por ello, es habitual que las evaluaciones psicológicas forenses sigan un cuestionario redactado por las partes o el juez, el cual recoge los puntos o premisas clave a conocer sobre el sujeto evaluado.

Cómo es el informe de Evaluación Psicológica

El proceso de evaluación psicológica se ve representado en forma de un informe pericial psicológico que contenga las partes esenciales previstas durante el ejercicio de la labor profesional del Perito Psicólogo. Es de vital importancia que se realice de manera clara y directa, sin terminología concreta.

El objetivo es que sea legible y comprensible para todos los participantes del proceso judicial. Por tanto, el informe pericial debe contener:

  1. Definición y descripción del estado mental del individuo.
  2. Historia clínica del individuo evaluado.
  3. Relación del individuo con la pericial que motiva el proceso judicial.
  4. Respuestas a las dudas presentadas por el juez y las partes.
  5. Conclusiones y valoración personal del Perito Psicólogo sobre la evaluación psicológica.
  6. Anexos con los elementos técnicos o métodos utilizados para la pericial.