Tras una neurocirugía podemos tener un pronóstico perfecto o quedar peor aún de lo que estábamos. Estamos hablando de procedimientos muy complejos que no deben ser tomados a la ligera y realizados por un profesional. En algunos casos pueden producirse auténticas catástrofes como consecuencia de una negligencia médica o mala praxis.

Como consecuencia de este tipo de intervenciones pueden aparecer terribles secuelas no solo por un error en el tratamiento o pautas realizadas, sino también por algún problema en la tecnología y procedimiento utilizados.

Por este motivo, es muy importante el papel del perito neurocirujano, ya que este profesional es capaz de darnos una segunda opinión y analizar los procedimientos ayudando tanto a clientes como al médico forense del juzgado que puede no ser especialista en neurocirugía.

Qué es un Perito Nerocirujano

Un Perito Neurocirujano es el especialista especialidad médico que se encarga de analizar diagnóstico, tratamiento, operación y rehabilitación de las enfermedades que afectan a los tres sistemas nervioso:

  1. Sistema nervioso central
  2. Sistema nervioso vegetativo
  3. Sistema nervioso periférico

El perito neurocirujano es capaz de valorar los daños producidos por una mala praxis durante un operación y determinar porque se ha producido esta negligencia, el responsable y su posible tratamiento e indemnización.

Debemos entender que existe una diferencia entre neurocirugía y neurología. Aunque ambas se centran en el estudio de los sistemas nerviosos, no debemos confundirlas, ya que la neurocirugía se encuentra en el ámbito quirúrgico y la neurología no.

Funciones del Perito especialista en Neurocirugía

Desde Peritos Judiciales GROUP, podemos ayudarle a encontrar el mejor perito para su caso. Nuestros peritos serán capaces de valorar los daños sufridos en el sistema nervioso y determinar si se ha producido una negligencia médica. Además le asesoraremos durante todo el proceso judicial. Podrá orientarle y aconsejarle en la toma de las mejores decisiones y proponerle soluciones a su medida, así como aumentar las probabilidades de ganar su reclamación.

Esta ayuda le permitirá valorar la viabilidad de su caso y en el caso de que sea viable, realizará un informe pericial y dará prioridad a su reclamación.

Quién es el Perito Neurocirujano

Para poder ser perito neurocirujano se deberá tener una formación muy específica. En primer lugar, deberá cursar el grado en Medicina durante 6 años que corresponden a 360 créditos.

Después de esto el médico deberá formarse como Médico Interno Residente (MIR) durante 5 años en dos bloques: los primeros 15 meses se centrarán en la formación general del médico de forma rotatoria y el resto del tiempo, que corresponde a 3 años y 9 meses, se basarán en contenido específico en la especialidad de neurocirugía.

Además de esta formación será necesaria ciertas características personales como tener conocimientos en derecho para poder asesorar a los clientes y al juzgado y en informática, ya que en los últimos años se emplean con mayor frecuencia las TIC durante una neurocirugía.