Enfrentarse a la muerte de un ser querido nunca es tarea fácil. Además, si las causas de la muerte vienen dadas a causas de la acción imprudente de una tercera persona, estamos hablando de un fallecido por negligencia.


Qué es la muerte o fallecimiento por Negligencia Médica

La muerte o fallecimiento por negligencia es un acontecimiento que ocurre cuando las causas de la misma son externas a la víctima. Es decir, la culpa del fallecimiento es externa, ya sea de otra persona o de una empresa responsable. Ya sea directa o indirecta.

Esto puede presentar una serie de preguntas, ¿en qué tipo de ocasiones se da esta situación?

  • Muerte por accidente de tráfico. El conductor que provoque el accidente puede haber realizado actos negligentes como conducir ebrio o drogado.
  • Mala praxis en el ámbito médico. Las negligencias médicas son uno de los accidentes que más ocurren.
  • Accidentes laborales. Ya sea por trabajar en una fábrica u otra clase de instalaciones. Las medidas de seguridad son importantes.

Consecuencias y perjuicios de un fallecimiento por Negligencia o Malapraxis

En el momento del fallecimiento de la víctima, los allegados más cercanos tienen la capacidad de reclamar las pérdidas a causa de la negligencia. Los motivos por los que se pueden solicitar estas indemnizaciones son:

  • En concepto de herencia a percibir
  • Gastos del funeral, médicos y derivados de la situación concreta
  • En razón del dolor y sufrimiento percibido. Cabe la posibilidad de necesitar ayuda psicológica.
  • Pérdida de posibles salarios a percibir por el fallecido. La víctima podía ser una persona activa en los ingresos de la vida familiar y su muerte afectar drásticamente al nivel de vida.

Queda en manos del juez la determinación de estos factores como válidos o no. Para ello, se realizará una investigación que trate de explicar qué supone la muerte del fallecido para las personas demandantes y cuál es la compensación más adecuada.

Cómo demandar por fallecido por Negligencia Médica

Cuando ocurra algunas de las situaciones descritas con anterioridad o ante el fallecimiento de un allegado por una causa externa, los familiares inmediatos de la víctima tienen derecho a emprender medidas legales.

Para ello, será necesario de un perito que investigue las circunstancias del accidente. Sería conveniente que los familiares que contacten lo hagan a sabiendas de la siguiente información:

  • Tener controladas las pólizas o seguros de vida de las que la víctima era cliente.
  • No aceptar ninguna clase de soborno que se extralimite a lo fijado en la indemnización. Todo el proceso debe revestirse con principios de legalidad.
  • Intentar recabar la mayor documentación posible sobre las circunstancias del accidente, así como de partes médicos o historiales clínicos de la víctima.
  • En caso de que se realizase una autopsia, intentar aportar el máximo número de datos al respecto.