Si has llegado a esta página, es porque tú o alguien de tu entorno ha podido sufrir una mala atención médica. Tranquilo, aquí podemos asesorarte. Debes de saber que la víctima de una negligencia médica (en nuestro país) tiene derecho por ley a que todos los daños sufridos físicos y/o psicológicos sean reparados. Pero en muchos casos la indemnización por negligencia médica varía notablemente su valor, por lo que si quieres conocer más acerca de este tipo de indemnizaciones sigue leyendo a continuación.

A cuánto asciende mi Indemnización por Negligencia Médica

No podemos responder de forma sencilla a esta pregunta. En nuestro sistema jurídico no existe ningún baremo específico de indemnización por negligencia médica, esto supone un margen muy amplio para la interpretación de los órganos judiciales.

Dado que no existen estos baremos, la mayoría de los órganos judiciales y abogados utilizan de forma orientativa el baremo previsto para los accidentes de circulación contenido que podemos encontrar en el siguiente enlace: Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Qué daños pueden ser indemnizados

Como hemos comentado al principio, pueden ser indemnizados todos aquellos daños, ya sea físicos o psicológicos, como consecuencia de una negligencia médica. Esta indemnización se basará en el valor que supondría compensar completamente los daños sufridos y la situación en la que se encuentra la persona tras sufridos.

Al mismo tiempo se podrán recuperar, además de las pérdidas económicas reales, aquellas pérdidas derivadas de la pérdida de ingresos, de gastos futuros y de posibles pérdidas de beneficios que puedan suceder como consecuencia de los daños sufridos por la negligencia médica.

También se computarán aquellos daños no económicos consecuencia del dolor físico, mental y pérdida de capacidad para continuar su vida anterior, etc.

Qué necesito para ganar un caso de Negligencia Médica

Para responder a esta pregunta tenemos que hablar de un profesional que es clave en este tipo de negligencias: el perito médico.

Un perito médico es aquel médico que tiene conocimientos tanto en medicina como en derecho y es especialista en valoración del daño corporal. Es la figura que se encarga de valorar el estado de salud de la personas que han podido sufrir un daño como consecuencia de una negligencia médica.

Un perito médico tiene entre sus funciones principales la de realizar un informe médico pericial. En este documento se recoge la valoración de las pruebas que se obtiene por medio de los conocimientos y experiencia del perito y las pruebas tras la valoración de daño corporal. Sin este tipo de peritación, una reclamación por mala praxis, en la mayoría de casos, no llegará a ningún lado. Este informe será valorado por el juez y será considerado como una prueba más en un juicio. Tras este informe el perito médico estará durante todo el juicio para ayudar en el caso y responder las dudas que puedan surgir al órgano judicial.