Un aparejador es un técnico capaz de intervenir en la construcción de una edificación. Este profesional conoce los aparejos de las fábricas medios y técnicas para su ejecución, es decir, se encarga de la disposición de los elementos y materiales de una obra, así como su construcción.

Los Peritos Aparejadores y Arquitectos Técnicos

Los peritos arquitectos técnicos tienen una labor muy importante en el sector de la edificación.

No solo se dedican al diseño y aplicación de las técnicas constructivas sino que son capaces de gestionar el propio proceso inmobiliario y desarrollar labores como el asesoramiento en la compra de productos para la construcción. También son capaces de realizar estudios sobre contratos de obras y programación financiera de una edificación.

El papel del Perito Arquitecto Técnico en los Seguros de Hogar

Un perito judicial debe ser una persona experta en una materia en concreto. Cuando hablamos del ámbito de los seguros existen numerosos tipos de peritos como el perito de IRD. Uno de los peritos más importantes en los seguros de hogar y de comercios, es el perito arquitecto técnico o aparejador.

Este profesional actúa cuando se trata de cuestiones relacionadas con la edificación y su función es la de dirigir la ejecución del material de una obra. Es por esto que, es el máximo responsable de la construcción de la edificación.

Cuando ocurra un daño relacionado con la estructura del edificio o su construcción, es el perito arquitecto técnico quién se encarga de valorar, identificar el origen y ayudar a reparar los posibles daños que se encuentren en la estructura del edificio. El trabajo de este profesional podrá estar cubierto o no dependiendo del tipo de política que haya contratado el particular pero su papel será fundamental a la hora de trabajar ante este tipo de circunstancias.

Es por ello que la mayoría de las pólizas de seguro, tienen a su disposición la asesoría zación de un perito arquitecto técnico, ya que este es el profesional que intervendrá, junto con otros tipos de peritos, en caso de siniestros en la vivienda.

Formación del Perito Aparejador

Para poder ser perito arquitecto técnico o aparejador será necesario cursar una formación previa que habilite al ejercicio de esta profesión.

Antiguamente existían los estudios de aparejador que más tarde pasarían a nombrarse como estudios de arquitecto técnico. Tras la entrada en funcionamiento del plan Universitario Bolonia, las cualidades de este tipo de estudios superiores se ha modificado. Para poder peritar como arquitecto técnico, será necesario acceder a una facultad de ingeniería donde se curse el grado universitario en Ingeniería de edificaciones.

Además de está formación previa, será necesario que el profesional cuente con un amplio conocimiento del ámbito judicial. Este conocimiento se habilitará para ejercer su labor pericial ante cualquier órgano judicial, una vez se haya colegiado como perito arquitecto técnico.

Al mismo tiempo es muy importante que el profesional sea capaz de elaborar un informe pericial, que podrá ser presentado como un prueba en un juicio y que debe tener una claridad y exactitud muy precisas.