Qué es el proyecto de actividad

Para poder abrir un local comercial, es necesaria una licencia de apertura que acredite que el recinto cumple la normativa y reglamentación necesaria. Para esto, es necesario presentar previamente un documento que recibe el nombre de Proyecto de Actividad, el cual debe ser firmado por un profesional acreditado, generalmente un Perito Arquitecto.

Etapas del proyecto de actividad

  1. Certificado de Compatibilidad Urbanística. Debe estar firmado por un técnico competente que justifique la actividad relativa al Urbanismo.
  2. Redacción del proyecto y memoria técnica
  3. Certificado final de instalaciones
  4. Pago de las tasas municipales
  5. Visita e inspección del Ayuntamiento
  6. Licencia de Apertura completada

Cómo hacer un proyecto de actividad

El proyecto de actividad está compuesto por:

  1. Memoria
  2. Condiciones
  3. Presupuesto de ejecución material
  4. Estudio de seguridad y planos del local
  5. Descripción de la actividad a desarrollar
  6. Justificación del cumplimiento de la normativa

Cuándo es necesario realizar el proyecto de actividad

En el caso de tener que habilitar el local para instalar la actividad, debe realizarse de manera previa al Proyecto de Obras para evitar incoherencias entre proyecto y ejecución.

En el caso de que el local está en plenas condiciones para llevar a cabo la actividad, o bien la actividad no requiere ningún tipo de obra para su puesta en marcha, la documentación se presentara un mes antes de iniciar la actividad.

Casos en los que es necesario

El Proyecto de Actividad es necesario en todos los casos en los que se vaya a abrir un nuevo negocio, lo que incluye, entre otros, naves industriales, academias o gimnasios.

Las únicas actividades exentas son aquellas profesionales, artesanales y artísticas que se realizan en el domicilio, siempre y cuando no exista venta o atención directa al público.

Podemos diferenciar dos tipos de licencias en función del grado de molestias, daños y riesgos que causará la actividad:

  1. Actividades clasificadas: Son aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas o peligrosas y que necesitan adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad o medioambientales. Estas incluyen la hostelería, actividades industriales y determinados comercios y servicios.
  2. Actividades inocuas: Son aquellas que son generan molestias significativas, impacto ambiental, daños a bienes públicos o riesgo para las personas. Se incluyen aquí pequeños comercios como tiendas de moda o de productos de alimentación no perecederos, así como oficinas para prestar servicios diversos.

Quién realiza el proyecto de actividad

El proyecto debe ser realizado por técnicos especialistas en redacción de proyectos y tramitación de licencias de apertura o declaración responsable de actividad de locales comerciales, naves industriales y oficinas.

Es necesario que estos profesionales sean capaces de aclarar las dudas que el cliente tenga, así como de comprobar los requisitos con los que el cliente se encontrará a la hora de solicitar el permiso municipal.

Para obtener este tipo de licencias y poder llevar a cabo la explotación comercial de un local, es totalmente necesario contactar con un profesional competente, que en este caso incluye a Arquitectos, Arquitectos técnicos, Ingenieros o Ingenieros técnicos.

Estos son los encargados de acreditar y firmar el Proyecto de Actividad, constatando así que se cumplen todos los requisitos, la normativa y el reglamento.

Perito ARQUITECTO pedir presupuesto

Conclusiones

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar el proyecto de actividad son:

-          Las tasas del Ayuntamiento. Hay que recordar que es necesario abonar estas tasas, que dependerán del tipo de proyecto de actividad, la superficie del local, su situación y la complejidad que pueda existir en el local.

-          El proyecto debe redactado por un técnico competente

-          El Certificado de Compatibilidad Urbanística

-          Se va a recibir la visita de Inspección del Ayuntamiento

Además, en todos los informes hay que determinar:
-          El tipo de actividad que se vaya a desarrollar en el local, ya que, en función de sus características, deberá cumplir una reglamentación u otra.
-          Si el local necesita obras o no. En caso de que necesite, el número de requisitos a cumplir será mayor, como por ejemplo, la Declaración Responsable o el Certificado Final de Obras.