La Mala Praxis ha sido una actuación sancionada en numerosas ocasiones por los tribunales nacionales. Lo que conlleva la indemnización económica cuantiosa a las víctimas o afectados, por los daños causados, así como por los ingresos dejados de percibir a consecuencia de la misma.


Perito MEDICO pedir presupuesto

Qué es Mala Praxis

La Mala Praxis es la actuación negligente de un profesional, y en contra de la "lex artis". Lo que puede ocurrir por la acción irregular, o por la omisión de ciertas actuaciones, conforme a los principios y estándares establecidos para el campo profesional, en la que se produce un perjuicio sanitario, económico, estético, etc. a la víctima.

Es decir, puede producirse en cualquiera de las fases de trabajo de una profesión: evaluación, planificación, diagnóstico, acción o seguimiento.

Cuándo hay Mala-Praxis

Para que una actuación de un profesional pueda ser considerada como Mala Praxis, debe cumplir las 4 siguientes características:

  1. INCUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA. La Ley reconoce que existen ciertas normas reconocidas por la profesión como procedimientos establecidos, que no vulneran los derechos del cliente/paciente. En Medicina, sin embargo, el ámbito de atención está regido por la Lex Artis, que define la manera de actuar en circunstancias similares. Si ha existido incumplimiento de estos procedimientos, puede conllevar la existencia de negligencia.
  2. SE PRODUZCAN DAÑOS SIGNIFICATIVOS. Para que exista una demanda por Mala Praxis, no es suficiente el incumplimiento normativo, sino que además se pueda demostrar un daño físico, psíquico, económico, etc.
  3. SE ESTABLEZCA EL NEXO CAUSAL. Es la parte clave de los informes periciales, que tratan de demostrar que los daños producidos provienen de la Mala Praxis, y que de no realizarse las acciones, con mucha probabilidad no se habrían dado dichos daños.
  4. LOS DAÑOS SEAN MEDIBLES/CUANTIFICABLES. Para conseguir una compensación, es necesario que se puedan medir esos daños, y la gravedad de los mismos. De forma que la condena sea proporcional a los mismos, y se puedan resarcir los daños y perjuicios sufridos. Para estas valoraciones son necesarios los peritos especialistas en las materias de estudio, que defiendan frente a un tribunal los argumentos y cuantías determinadas en el dictamen pericial.

NOTA:
No existirá Mala Praxis si, aunque haya un incumplimiento por parte del profesional, no hay daños en el cliente/paciente, o no se puede establecer el nexo causal.
Se debe probar, que la Mala Praxis creó un perjuicio, y que de no existir esta negligencia, no habría habido dichos daños.

Tipos de Mala Praxis

Mala Praxis Médica

Desgraciadamente, no podemos esperar que los profesionales médicos, independientemente de su experiencia o habilidad natural, curen todas nuestras dolencias sin fallo alguno. Pero podemos y debemos esperar que su labor sanitaria esté dentro de unos márgenes de competencia y profesionalidad.

Cuando un Médico no llega a cumplir con un estándar mínimo de atención, el paciente puede reclamarle por Mala Praxis Médica. Por lo que habría que demostrar que su conducta fue inapropiada y produjo daños innecesarios al paciente. Para lo que se requiere un Perito Médico de la misma especialidad que el sanitario denunciado.

Tipos de Mala Praxis Médica

Una demanda por Mala Praxis médica puede interponerse por diversas situaciones:

  • Falta de consentimiento informado.
  • Diagnóstico tardío o erróneo.
  • No realizar pruebas adecuadas.
  • Mala interpretación de pruebas realizadas.
  • Tratamiento erróneo.
  • Tratamiento innecesario.
  • Errores quirúrgicos.
  • Prescripción negligente de medicamentos.
  • Ausencia de seguimiento adecuado.
  • Falta de análisis del historial.
  • Atención tardía.

Aquí puede encontrar más información sobre negligencias médicas

Mala Praxis Bancaria

Estamos acostumbrado a leer en la prensa cada uno de los abusos cometidos por nuestro sistema financiero: escándalo de Bankia, cláusulas abusivas, hipotecas IRPH, hipotecas multidivisa, acciones del Popular, y un largo etcétera que seguro tendremos que actualizar.

Todas éstas pueden considerarse como Mala Praxis Bancaria, ya que producen un perjuicio importante (económico, en este caso), por la actuación contraria a las normas establecidas para el sistema bancario: ya sea en cuanto a transparencia, ocultación de información e incluso engaño.

El término de Mala práctica bancaria, se refiere al campo de las finanzas, donde un profesional financiero ignora las normas de la industria que protegen a sus clientes de potenciales daños económicos.

En estos casos, es posible presentar una demanda por negligencia profesional, debida a una Mala Praxis Financiera o Bancaria.

Las demandas se dirigen directamente contra las entidades financieras, ya que los asesores bancarios o incluso los directores de las cajas, seguían instrucciones precisas sobre cómo comercializar los productos financieros. Por lo que, en definitiva, son los bancos y cajas los responsables del perjuicio causado a sus clientes.

Mala Praxis de un abogado

La negligencia legal ocurre cuando un abogado comete un error, omisión o incumplimiento del deber con el cliente, conllevando un resultado legal desastroso o pérdida económica relevante para el cliente o un tercero.

Para ser considerado Mala Praxis legal, deben cumplirse las 4 características anteriormente comentadas, pero referidas al ámbito legal:

  1. INCUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA. La legislación española reconoce ciertas actuaciones legales como aceptables. Sin embargo aquellas actuaciones alejadas incluso de la ética, que por vulneren los derechos del cliente e incumplan la normativa legal, o que no busquen el beneficio de sus clientes sino el suyo propio, puedan considerarse como negligencias profesionales.
  2. SE PRODUZCAN DAÑOS SIGNIFICATIVOS. Conllevando para el cliente, responsabilidad legales o económica relevante, debido a esta negligencia. Un resultado desfavorable por sí mismo no es una mala práctica.
  3. SE ESTABLEZCA EL NEXO CAUSAL. El resultado legal negativo debe estar directamente relacionado con acciones u omisiones concretas del letrado. Aquellas en las que hay una vulneración de la notmativa profesional.
  4. LOS DAÑOS SEAN MEDIBLES/CUANTIFICABLES. Los daños económicos, legales, etc. son cuantificables por su propia naturaleza. Ya que, en una demanda, generalmente se reclaman cuantías, por lo que se puede producir una situación de lucro cesante, además de las condenas legales respectivas.

Las negligencias de los abogados pueden aparecer en situaciones variadas, entre las que están:

  • Incumplimiento del deber de información o de secreto profesional
  • Incumplimiento del deber de custodia de pruebas
  • Conflictos de intereses
  • Errores u omisiones importantes.
  • Equivocaciones flagrantes en la demanda o en el juicio.
  • Asesoramiento legal inadecuado.
  • Abandono del caso.
  • Litigios maliciosos o frívolos.
  • Cargos excesivos al cliente.
  • Obstrucción a la justicia.
  • Presentación de pruebas falsas.

Se trata de un tipo de Mala Praxis que es fácilmente indemnizable si consideramos que los letrados disponen de seguro de responsabilidad civil para estos casos.

Otros tipos de Negligencia Profesional

Existen otros tipos de Mala Praxis, en otros campos profesionales, que enunciaremos:

  • Mala Praxis en Construcción. Son aquellas actuaciones por parte de constructores, arquitectos, y otros actores intervinientes en el proceso de edificación, que producen daños en los inmuebles.
  • Mala Praxis Veterinaria. Generalmente terminan con el fallecimiento de un animal. Se trata de un campo complejo, dada la falta de registros que normalmente hay.
  • Mala Praxis Odontológica. Ocurre cuando se aplican tratamientos innecesarios, hay diagnóstico erróneo y/o se utilizan materiales de baja calidad. Lo que conlleva daños bucodentales graves. Suelen aparecer en clínicas low-cost, como iDental.
  • Mala Praxis Oftalmológica. Las negligencias en intervención en los ojos o en su diagnóstico, pueden producir daños permanentes, que pueden ser reclamados.
  • Mala Praxis en Obstetricia. Se trata de uno de los campos más graves, ya que las neglgiencias pueden conllevar lesiones crónicas o incluso la muerte del bebé. Por ello, puede tratarse de casos que van por vía penal o que por la vía civil consiguen indemnizaciones cuantiosas.
  • Mala Praxis en Enfermería. Íntimamente relacionada con el ámbito médico, ya que se trata de situaciones donde se recibe una mala atención sanitaria, que tiene consecuencias negativas.
COMO DENUNCIAR MALA PRAXIS

Cómo denunciar Mala Praxis

Por su propia naturaleza, las Malas Praxis, que son prácticas irregulares de forma intencionada o no intencionada, no son fáciles de reconocer por sus autores. Ya que supondría aceptar que se ha cometido un error, y no todas las personas son humildes hasta este nivel.

Por tanto, cuando se ejerce una reclamación formal para denunciar una Mala Praxis, se termina en la mayoría de los casos en los tribunales de justicia. Si bien, en una instancia previa se puede recurrir a reclamar a través de Colegios Profesionales (cuando hay posibles errores de profesionales), entidades oficiales (hospitales, centros de salud, etc. en caso de negligencias hospitalarias), empresas (compañías de seguros, bancos, o entidades financieras que cometen la irregularidad).

Las opciones de ganar un juicio sobre Mala Praxis dependen de muchos factores, ya que dependen de una gran variedad de aspectos técnicos. Así, pues, los Peritos pueden ayudar a determinar si se ha seguido la Lex Artis profesional, en cada caso, y determinar si se ha actuado correctamente aunque el resultado fuera perjudicial.

Cuándo prescribe una Mala Praxis y dónde reclamar

La mala praxis tiene plazos de prescripción que dependen 3 factores:

  1. Ámbito en que se produce
  2. Tipo de negligencia
  3. Procedimiento judicial

Se debe a que no es lo mismo una Mala Praxis a la hora de contratar una hipoteca, para lo que se ejerce una reclamación por la vía civil, que una negligencia médica, cometida por parte de la Sanidad pública o privada.

TIPO DE MALA PRAXIS VÍA RECLAMACIÓN PLAZO PRESCRIPCIÓN
MALA PRAXIS MÉDICA Contenciosos-Administrativo 1 año
Civil 1 - 15 años
Penal 6 meses - 2 años
BANCARIA Civil Variado (generalmente 4 años)
LEGAL Civil 15 años
POR RESPONSABILIDAD PROFESIONAL (contractual) Civil 15 años

Los plazos de prescripción de las reclamaciones por mala praxis, comenzarán a contar, generalmente, cuando el afectado es conocedor de que ha sufrido una negligencia y un daño aparejado.

Si ha sufrido una negligencia, en Perito Judicial GROUP podemos ayudarle.

INDEMNIZACION POR MALA PRAXIS

Indemnización por Mala Praxis

Las indemnizaciones conseguidas por daños y perjuicio sufridos por Mala Praxis, dependen del área en que se produzcan y la gravedad de los hechos. Así como por el daño causado, ya sea físico, psicológico y/o económico.

A continuación, a modo de ejemplo, mostramos las indemnizaciones conseguidas al reclamar ciertas negligencias médicas:

TIPO DE MALA PRAXIS MÉDICA ESPECIALIDAD INDEMNIZACIÓN
Cirugía bariátrica Médico 500.000 €
Retraso en cesárea produce parálisis cerebral al niño. Ginecología y Obstetricia 900.000 €
No detectar enfermedad durante embarazo Ginecología y Obstetricia 1.300.000 €
Negligencia durante el parto produce parálisis cerebral Ginecología y Obstetricia 3.300.000 €
Retraso en diagnóstico de lesión en tendón de Aquiles Traumatología 50.000 €
Falta de firma de consentimiento informado - 16.000 €
Extracción dental produce pérdida de hueso maxilar superior Odontoestomatología 170.000 €
Retraso en diagnóstico de cáncer Oncología 14.000 €

Recomendaciones por Mala Praxis

Cómo prevenir una mala actuación

Prevenir una mala praxis es un trabajo que debe ser desarrollado por el profesional de la materia específica. Las labores de Prevención son similares a las de cualquier otro área profesional, como en Riegos Laborales. Requiriendo:

  • Planificar, y documentar las acciones preventivas
  • Analizar posibles contingenicias previamente a la realización de cualquier acción importante
  • Identificar, sregún las acciones a realizar, la actuación en caso de la aparición de problemas
  • Formarse adecuadamente en el área de intervención
  • Practicar intensamente

Cómo actuar frente a una Mala Praxis

Cuando se detecte que se puede estar sufriendo una Mala Praxis profesional, lo más conveniente es confirmar que estas sospechas son fundadas. De manera que se debe contratar los servicios de un abogado con conocimientos en el área, o un Perito, si requiere del análisis técnico.

De este modo, sabremos las probabilidades reales de que una reclamación judicial pueda llegar a buen puerto, y podremos actuar en consecuencia.

Mala Praxis y leyes vigentes

Para analizar el concepto de Mala Praxis en nuestra legislación, debemos distinguir entre varios términos que pueden confundirse:

  • IMPRUDENCIA. Falta de precaución o cautela, que no tiene por qué causar daños. Por lo que, no necesariamente va aparejado de Mala Praxis.
  • NEGLIGENCIA. No seguir la Lex Artis profesional, causando daños físicos, psicológicos y/o económicos graves y cuantificables.
  • IMPERICIA. Falta de destreza del profesional. Ocurre cuando el profesional no está capacitado personalmente (aunque su formación diga lo contrario), para trabajar en un caso.
  • INOBSERVANCIA DE REGLAMENTOS. Es la actuación fuera de los límites de la Lex Artis. Si va acompañado de daños, puede ser considerada una Mala Praxis.

La legislación española considera que todos los profesionales involucrados pueden ser responsables de Mala Praxis aunque no actúen directamente. Ya que, por omisión de acciones que produzcan daños, también puede darse la negligencia.

Seguro frente a actuaciones negligentes

El Seguro de Mala Praxis o Seguro de Responsabilidad Civil, cubre las contingencias derivadas de problemas durante el desarrollo de la actividad profesional. Se trata de aseguramientos caros, porque, aunque estadísticamente no es fácil que se den negligencias, cuando aparece, los perjuicios económicos son muy cuantiosos.

Así, por ejemplo, los Seguros de Mala praxis pueden ser de cuantías importantes, como:

  • 100.000 €
  • 300.000 €
  • 1.000.000 €
  • >1.000.000 €

Con los visados profesionales van aparejados de seguros de RC, que cubren a su vez malas praxis. Además de la propia defensa en juicio. En otras ocasiones, por ejemplo en la sanidad, son las propias instituciones médicas las que contratan estos aseguramientos. Lo que permite estar protegido en caso de denuncia, y que si hay alguna contingencia, el afectado sea indemnizado.

¿Has sufrido algún tipo de mala praxis y has reclamado? ¿Cómo ha sido tu experiencia?