El perito en drogas es el profesional encargado de elaborar informes judiciales enfocados a  la drogodependencia y la toxicología. Si bien el perito en drogas abarca diferentes campos de análisis, como la adicción, el análisis químico o la intoxicación, se puede afirmar que puede ser identificado como perito psicólogo, médico o químico.

Perito en drogas

Cada vez con más frecuencia, las diversas pruebas periciales en temas de drogodependencia son trascendentes, con el objetivo de precisar respecto a la posible aplicación de supuestos de modificación de la imputabilidad. Se solicita al perito dictaminar sobre la drogodependencia del individuo acusado, teniendo que diferenciar el consumo ocasional de una posible intoxicación, todo ello para buscar algún tipo de inmunidad o atenuación de la responsabilidad en la comisión de diferentes hechos delictivos.

Perito Psicólogo en adicciones y drogodependencia

El Perito Psicólogo es un licenciado en Psicología que por medio de una capacitación especial, estudio o experiencia, puede ayudar al juez a dictar una sentencia justa a través del estudio del sujeto y su comportamiento desde el punto de vista psicológico.

En lo que se refiere al ámbito de la droga, el perito psicólogo es el encargado de determinar si una persona es drogodependiente o no, a través del estudio psicológico de esta y de su comportamiento.

Qué es la drogodependencia

La drogodependencia es la adicción basada en el abuso y consumo frecuente de drogas. Las personas que la sufren necesitan cantidades cada vez mayores de una sustancia para llegar a experimentar sus efectos. Además, las personas drogodependientes pueden experimentar abstinencia, es decir,  respuestas negativas y malestar cuando no consumen dichas sustancias.

Consecuencias de la drogodependencia:

  • El consumo de drogas se incrementa gradualmente: Se pasa de consumir en momentos puntuales a hacerlo semanal o diariamente.
  • El consumo de droga se hace necesario para resolver problemas como la depresión o la ansiedad y no se puede controlar su uso.
  • Se produce una tolerancia en el organismo, es decir, cada vez se necesitan cantidades mayores para notar los efectos de la sustancia.
  • Influye en deterioro de la vida social, familiar o laboral

Drogodependencia e imputabilidad del sujeto

La imputabilidad en asuntos de drogodependencia varía en función de las pruebas periciales. Por eso es muy frecuente que se solicite al perito dictaminar sobre el nivel de drogodependencia del acusado diferenciando entre el consumo ocasional o el consumo por estado de necesidad durante el síndrome de abstinencia.

Esto se realiza para buscar una exención o disminución de la responsabilidad de los hechos delictivos.

Para valorar el grado de dependencia del sujeto se tienen en cuenta dos aspectos:

Antigüedad de la drogodependencia: Se conoce a través de antecedentes penales, informes periciales previos o informes de Centros de Atención de Drogodependientes.

Gravedad de la drogodependencia: Es entendida como la necesidad de tratamiento cuando este no existe o la implementación de un tratamiento adicional. Las puntualizaciones de gravedad oscilan entre 0 y 9,  siendo 0 el equivalente a no existir un problema de drogodependencia ni necesitar tratamiento y 9 a existir un problema de dependencia y el tratamiento es absolutamente necesario.

Cómo determinar la drogodependencia

Una persona drogodependiente mostrará tres síntomas  principales:

  • Síntoma de dependencia psicológica: Son comunes aquí indicios de ansiedad, depresión, cambios de personalidad, aislamiento social, incapacidad para concentrarse o apariencia paranoica.
  • Síntomas físicos: Los síntomas físicos más comunes son  debilidad muscular, nauseas,, convulsiones sin antecedentes de epilepsia, temblores, dificultad para hablar o coordinación inestable.
  • Síntomas conductuales: Algunos síntomas conductuales son el cambio repentino de relaciones personales, aislamiento social o  necesidad de ingerir más sustancia.

En cuanto a los criterios diagnósticos para la drogodependencia destacan:

  1. La tolerancia
  2. La abstinencia
  3. Si se da la situación de que la sustancia se toma con una frecuencia y cantidad mayor de lo que se pretendía inicialmente
  4. Si continúa tomando la sustancia a pesar  de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos que son causados por el consumo de la sustancia

El peritaje psicológico tiene como objetivo el análisis exhaustivo del comportamiento humano en su relación con el entorno de la ley. Los informes periciales psicológicos resultan necesarios cuando se requiere de conocimientos científicos como pruebas en un proceso judicial.

La importancia de la actuación del perito psicólogo radica en que a través de la psicología se pueden aportar conocimientos que el Tribunal no podría ignorar en un juicio y que solo a través de su experiencia y la prueba pericial, el perito psicólogo puede aportar a los tribunales para tener mayores elementos de juicio.

El informe pericial psicológico es un medio para la valoración de un juicio, lo que hace que el psicólogo se convierta en un auxiliar en materia psicológica del juez. Esto quiere decir que los jueces y tribunales escuchan los dictámenes y resultados de las pruebas psicológicas, pero no tienen que ceñirse estrictamente a ellos.

Perito médico en drogas y toxicología

El perito médico es un profesional experto en analizar, a través de un informe pericial, el estado de salud de una persona. En el ámbito de las drogas el perito médico se especializa en el campo de la toxicología, donde se ocupa del estudio, investigación, distinción y magnitud de los efectos de los productos tóxicos o dañinos para el organismo, en  este caso, las drogas.

El efecto de las drogas en el cuerpo

El consumo de drogas ocasionan una larga lista de consecuencias perjudiciales para la salud de una persona, tanto físicas como psicológicas, dando lugar a severos problemas en el ámbito social.

Consecuencias físicas

  • Daños en el aparato respiratorio. Especialmente relacionado con el consumo de cannabis (bronquitis, enfisemas pulmonares, etc.).
  • Daños cardiovasculares. Alteración de la frecuencia cardiaca, taquicardia e hipertensión, riesgo de angina de pecho e infarto de miocardio, hemorragias cerebrales, arritmia, hipotensión o cardiopatía isquémica.
  • Daños en el organismo. Problemas para la salud dental, pérdida del olfato, perforación  del tabique nasal, insomnio, convulsiones, insuficiencia renal, coagulopatía o insuficiencia hepática.

Consecuencias psicológicas

  • Falta de motivación. Surge un pensamiento de falta de sentido en la vida, se carece de motivación para progresar a nivel académico, laboral o social.
  • Falta de autoestima. Consideran que no merecen cosas buenas o de valor, definiéndose como perdedoras o menospreciándose.
  • Trastorno cerebral. Se perjudican la capacidad de memorizar, concentrarse o aprender. Trastornos psicomotrices, reacciones de ansiedad, pánico, esquizofrenia y brotes psicóticos.
  • Trastorno de la personalidad. Son frecuentes las alteraciones del humor, especialmente las horas posteriores al consumo de drogas. A largo plazo la personalidad puede verse afectada debido al consumo.

Consecuencias Sociales

  • Problemas familiares. Son bastante frecuentes independientemente del tipo de droga. Lidiar con estas situaciones llegan a suponer grandes dificultades para los demás miembros de la familia, pudiendo llevar incluso a su ruptura.
  • Problemas sociales. La falta de motivación e interés hace que se deje de hacer otras actividades o hobbies, como quedar con amigos o practicar deporte.
  • Problemas laborales. Asimismo también afecta al rendimiento del individuo, lo que conlleva al abandono o despido del puesto de trabajo.

Niveles permitidos de droga en sangre

Según la sentencia del 11 de Diciembre de 2000, existe un principio de insignificancia cuando la cantidad de droga consumida es tan insignificante que resulta incapaz de producir efecto tóxico o nocivo alguno para la salud. Como ejemplos de aplicación del principio de insignificancia por la jurisprudencia del Tribunal Supremo:

  • 0,02 grs. heroína (septiembre 1996)
  • 0,02 grs. cocaína (diciembre 2000)
  • compartir dosis de un tratamiento de metadona (18 julio 2001)

Qué drogas se detectan en sangre

Los controles de drogas mediante la orina y la sangre son los más efectivos y empleados, por delante de los de cabello o saliva.  Todas las drogas que son detectadas a través de la orina también lo son a través de la sangre, variando el número de días en los que la sustancia permanece o es detectable en el cuerpo.

Eliminar drogas en sangre y orina

Una vez conocida la permanencia de las drogas en la sangre, no se puede reducir o aminorar este tiempo, aún menos eliminar la sustancia de la sangre.

El perito médico y el análisis toxicológico

El análisis químico toxicológico que debe realizar el perito médico se divide en tres fases:

  • Fase preanalítica. Todo lo relacionado con la muestra: toma de la muestra, envío al laboratorio, recepción, registro, almacenaje...etc. También se procede al estudio de la información sobre la presunta intoxicación, teniendo en cuenta antecedentes (sospechas, medicaciones,...), así como otros datos clínicos anteriores.
  • Fase analítica. Tienen lugar los análisis pertinentes, tratamiento y cuantificación.
  • Interpretación de los resultados y elaboración de informe. El informe debe proporcionar una base para poder llegar a un diagnóstico definitivo. Se podrían realizar nuevas pruebas de las mismas muestras u otras si fuera necesario.

Perito químico y el análisis de drogas

El perito químico es el experto en el estudio de la composición interna, estructura y propiedades de la materia y sus transformaciones en un proceso legal. Debido a su experiencia en la rama legal, a través del informe pericial es capaz de analizar sustancias o cualquier otra situación susceptible de ser analizada desde el punto de vista químico.

Análisis de pureza

El análisis del nivel de pureza de las sustancias se realiza para averiguar si una sustancia ha sido alterada con alguna otra sustancia psicoactiva. El objetivo es proteger a los consumidores de una posible intoxicación, sobredosis u otros efectos no deseados. El análisis de los componentes permite en casos publicar advertencias y alertas sobre sustancias peligrosas, adulteradas y/o de dosis altas. Las sustancias son más consumidas en los ambientes recreativos, por lo que se analizan las sustancias predominantes en esta demarcación: cocaína, MDMA, speed y cannabis.

Recurrir procesos de incautación y análisis

Recurrir una sanción por consumo o tenencia ilegal de drogas se refiere a presentar un recurso para rechazar un proceso administrativo sancionador, siendo un derecho de los ciudadanos. Para recurrir una multa por sustancias estupefacientes se deben seguir una serie de acciones:

  • Exposición de motivos. Redactar las razones por las que el acusado considera que la sanción no es justa o está equivocada. De no hacer su argumentación a tiempo (entre 6 meses a tres años, según la gravedad de la sanción) se dará por concluido el curso del expediente y se procede a la resolución en la cual será impuesta la multa.
  • Al recibir los alegatos la Administración debe contestar proponiendo varias resoluciones para el caso.
  • Estas propuestas abren un plazo para dar otras argumentaciones adicionales, si fuera necesario.
  • Tras segundos alegatos, la Administración ejecuta y da a conocer la resolución final del expediente.

Condenas según el volumen de drogas incautadas

Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en España en el Código Penal se castigan como delitos el cultivo, la elaboración, el tráfico ilícito y la posesión, así como actividades que promuevan, favorezcan o faciliten su consumo legal.

http://www.pnsd.mscbs.gob.es/ciudadanos/legislacion/delitos/home.htm

Las sanciones administrativas se dividen en tres grados, Mínimo, Medio y Máximo, cuya sanción económica oscila entre 601 y 30.000  euros. Para establecer el grado se considera:

  • La entidad del riesgo producido para la seguridad ciudadana o salud pública.
  • Cuantía del perjuicio causado.
  • Trascendencia del perjuicio para prevención, mantenimiento o restablecimiento de seguridad ciudadana.
  • Grado de culpabilidad.
  • Beneficio económico obtenido.
  • Capacidad económica del infractor.