Durante muchos años se ha escuchado la palabra hepatitis pero la evolución, tratamiento y análisis de esta enfermedad toma su origen en los últimos años.

Cómo se Contagia la Hepatitis

La primera pregunta que viene a la mente a la hora de buscar información sobre la hepatitis es, ¿qué es la hepatitis? Se trata de una enfermedad que afecta principalmente al hígado.

Este órgano es uno de los principales para el aparato digestivo y su funcionamiento es esencial para mantener un estado correcto de salud.

Tengo síntomas pero no sé si me he contagiado de algún tipo de hepatitis. ¿Cómo puedo haberme contagiado?

Tal y como aclaramos antes, existen distintos tipos de hepatitis. Cada una de ellas tiene unas vías de transmisión diferentes. Por ejemplo, el virus de la hepatitis A se transmite por falta de medidas de higiene o por la ingesta de alimentación contaminada.

En el caso de la hepatitis B, al tener otra serie de condicionantes y un índice de peligrosidad más alto, existe una vacuna. No obstante, todos aquellos hijos de madres portadoras o personas expuestas a sangre u objetos contaminados, deben revisar su condición.

Es importante usar medidas de protección ante las relaciones sexuales y evitar entrar en contacto con superficies, objetos o sustancias susceptibles de contener alguna de estas enfermedades víricas.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis? La página web de Medlineplus nos refiere a los siguientes:

  • Pérdida del apetito
  • Náusea y vómitos
  • Diarrea
  • Orina oscura y evacuaciones de coloración pálida
  • Dolor abdominal
  • Ictericia, tonalidad amarilla de la piel y los ojos

Cuál es el Periodo de incubación de la Hepatitis

El periodo de incubación es una medida de tiempo que hace referencia al lapso temporal entre el contagio y la aparición de síntomas. Este varías dependiendo del tipo de hepatitis.

  • Hepatitis A: De 15 a 50 días, con una media de 30 días.
  • Hepatitis B: De 45 a 160 días, con una media de 120 días.
  • Hepatitis C: De 2 a 25 semanas, con una media de 7 a 8 semanas.

El Contagio de Hepatitis por causas negligentes

La Organización Mundial de la Salud establece una clasificación de los distintos tipos de hepatitis: A, B C, D y E, que desarrollamos a continuación junto a las posibles causas de contagio:

  • A. Su transmisión suele verse motivada por el consumo de agua o alimentos contaminados, así como prácticas sexuales.
  • B. A causa de la exposición a sangre, semen u otros líquidos infecciosos. Es más peligroso que el A y puede transmitirse a los descendientes.
  • C. La mayor parte de las ocasiones se debe a la exposición a sangre contaminada, ya sea mediante transfusiones o inyecciones.
  • D. Solo es posible infectarse de este virus si previamente tenemos la Hepatitis B. Es necesario estar al día de las vacunas de la hepatitis B para frenar esta infección.
  • E. Tiene las mismas causas que la hepatitis A, a través de alimentos y agua. Es el virus menos explorado y aunque tiene vacuna, aún queda camino en las líneas de investigación. Esta tipología es referida a las hepatitis de tipo vírica, pero también existen hepatitis con causas tóxicas o por factores inmunitarios.

La razón del contagio puede deberse a situaciones comunes o negligentes durante los cuidados médicos. De ser así, puede ejercerse una reclamación que permita compensar parte del daño producido.

Cómo reclamar si me he contagiado de Hepatitis

En Perito Judicial Group contamos con los mejores expertos en medicina. Nuestros peritos tienen los conocimientos y las credenciales para determinar si has contraído hepatitis y de qué tipo.

Las personas que tienen hepatitis deben tener la obligación moral de notificar a sus parejas sexuales de esta condición, ya que su contagio puede poner en riesgo la salud del receptor.

Si estás inseguro sobre si padeces alguna enfermedad de tipo hepática, ponte en contacto con nosotros ya sea por mail, teléfono o presencial y te referiremos a un experto de nuestra red de confianza.

Todos los profesionales de Perito Judicial Group están formados de manera oficial y con experiencia profesional avalada.

La transmisión de hepatitis es muy seria y puede tener consecuencias legales si no se han tomado las medidas de precaución necesarias.