Perito MEDICO pedir presupuesto

El esguince cervical es una de las lesiones más comunes en los accidentes de tráfico, y  sin embargo, son las más complicadas de identificar y por tanto, las que más diferencias generan entre los afectados y las aseguradoras.

Qué es el esguince cervical

El esguince cervical hacer referencia al desgarro de alguno de los ligamentos que unen las vértebras cervicales, produciendo dolor en la zona del cuello. Este concepto va unido a lo que conoce como latigazo cervical, entendiéndose como el mecanismo mediante el que aparece el dolor, pues puede no deberse específicamente al desgarro de los ligamentos.

Asimismo, el latigazo cervical es la lesión producida por una sucesiva flexión y extensión brusca y excesiva del cuello. La causa más común y repetida es un accidente de coche, aunque la aparición del dolor persistente puede deberse a más factores, como lesiones deportivas, alteraciones en el mecanismo neurológico mediante el que el Sistema Nervioso Central procesa los estímulos dolorosos, respuestas de estrés, circunstancias psicológicas, culturales y sociales.

Cómo identificar problemas cervicales

Los síntomas se concentran en la zona del cuello:

  • Dolor cervical frecuente irradiado a los hombros y brazos.
  • Contractura muscular paravertebral refleja.
  • Dolor y rigidez en cada movilización del cuello.
  • Posibles lesiones óseas o de los tejidos blandos que pueden provocar diferentes manifestaciones clínicas: radiculitis cervical, contusiones cerebrales, hernias de disco cervicales, manifestaciones psiconeuróticas y lesiones lumbares asociadas.

Cómo se diagnóstica

El diagnóstico es totalmente clínico, a través de la historia clínica y la exploración física. Se presume cuando se produce un movimiento de hiperflexión e hiperextensión del cuello, apareciendo inmediatamente o al cabo de las horas, generalmente con limitación dolorosa de la movilidad, y en ocasiones, con sensación de inestabilidad o mareo. Es precisa una radiografía, o en casos, una resonancia magnética y el análisis de un Perito Médico.

Grados de esguince cervical

Cuando se diagnostica esguince o latigazo cervical la lesión puede ser de diferente gravedad:

  • Grado I. Puede haber cervicalgia con pérdida de recorrido articular pero no hay signos clínicos observables.
  • Grado II. Cervicalgia con pérdida de recorrido articular o puntos dolorosos a la palpitación.
  • Grado III. Cervicalgia con pérdida de recorrido articular o puntos dolorosos a la palpitación más presencia de lesión neurológica. Alteraciones sensitivas motoras.
  • Grado IV. Presencia de fractura y/o luxación.

El esguince cervical por accidente de coche

Los esguinces cervicales más comunes son los producidos por accidentes de tráfico donde hay un impacto por detrás, especialmente si es inesperado, de forma que la musculatura está relajada y no frena ni limita el rango de movimiento del cuello. Dicho suceso causa un esguince cervical en la fase de flexión y una sobrecarga de la articulación facetaria de la columna cervical en la fase de extensión. La probabilidad y gravedad de la lesión aumenta si no se lleva el cinturón de seguridad.

El accidente puede ser analizado por un Perito en Accidentes para poder reclamar lesiones y el propio esguince cervical.

Tratamiento para el esguince cervical

Por un lado, el tratamiento farmacológico recomendado por el médico suele incluir paracetamol y/o ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación. Por otro lado, el tratamiento no farmacológico incluye varios métodos:

  • Tratamiento frío, aplicando hielo durante las 48 horas posteriores a la lesión.
  • Tratamiento con calor, tras el tratamiento frío, con mantas eléctricas o bolsas de agua caliente durante 20 minutos.
  • Reposo relativo, sin prácticas deportivas ni movimientos bruscos del cuello.
  • Dieta normal.
  • Tratamiento postural, adecuado la posición de la columna vertebral durante el día.
  • Ejercicios terapéuticos recomendados para el cuello y para hombros y brazos.

Cualquier falta de tratamiento médico/diagnóstico sobre el esguince cervical podría ser considerado una negligencia médica, y podría reclamarse.

Cómo reclamar el esguince cervical

La ley 35/2015 establece cuatro apartados necesarios para solicitar una indemnización por esguince o latigazo cervical:

  1. Exclusión. Comprobar que el dolor en el cuello se debe al accidente y no a      cualquier otra causa.
  2. Nexo cronológico. La secuela tiene que aparecer dentro de un periodo de tiempo determinado desde el accidente, fijado por la ley en un máximo de 72 horas.
  3. Nexo topográfico. Relación entre el lugar donde se recibe el impacto en el vehículo y la zona corporal afectada.
  4. Nexo de intensidad. El accidente tiene que ser de la suficiente gravedad para que pueda provocar la lesión cervical a la persona afectada.

La ley dictamina que para poder reclamar la indemnización se debe tener un informe médico concluyente que diagnostique la existencia de la lesión y recoja los cuatro apartados anteriores.

La función del perito

Dada la complejidad del Baremo de accidentes (enlazar con Baremo de accidentes de tráfico) y las vías legales que ofrecen las aseguradoras, es recomendable contratar a un perito médico o perito traumatólogo que examine la lesión, así como  el valor de los cuidados médicos que requiera el tratamiento.

Un informe pericial que contraste la primera valoración hecha por la compañía aseguradora gana todavía más importancia, en tanto en cuanto el informe pericial se acerque más a la realidad y diste más de los resultados del primer informe de la aseguradora. De esa forma, con el informe pericial se podrá negociar una indemnización con mejores condiciones y de forma más justa que simplemente contando con la oferta de la aseguradora.

Indemnización por accidente de tráfico con esguince cervical

En los casos de accidente de tráfico donde se produzcan lesiones o secuelas, se puede reclamar una indemnización. Las indemnizaciones por accidentes de tráfico fueron reformadas por la Ley 35/2015 a 22 de Septiembre, concretamente, el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas, a fin de conseguir que estas compensaciones fueran más acordes con las circunstancias personales, familiares o laborales de las víctimas o perjudicados. El esguince cervical entraría dentro del grupo de indemnizaciones por lesiones temporales.

Indemnización sin baja laboral

Siempre que la persona que ha sufrido la lesión no haya sido culpable, en un accidente de tráfico se puede reclamar la indemnización que corresponda. Asimismo, puede reclamar la indemnización sin tomar la baja laboral.

Se podría cobrar la cuantía de la indemnización por accidente de tráfico sin baja laboral incluyendo días impeditivos, siempre que el tipo de lesión sufrida, en este caso un esguince cervical, implique en la mayoría de los casos una baja a la que el afectado no puede acceder por circunstancias del mercado laboral. Por lo que es necesario un Perito para valorar situaciones de incapacidad e invalidez producidos por el accidente.