Cómo ser el mejor perito – Las claves para mejorar en la carrera pericial

Ser mejor Perito implica ser un mejor profesional, pero también saber tratar con nuestros colaboradores, y saber cuidar de nuestros clientes.

Consulta aquí qué es un perito, cómo ser perito y cuáles son las características principales de su trabajo.

Como ser el mejor perito

Ser mejor perito

Si estás leyendo este artículo, seguramente estés dentro de uno de los 3 siguientes casos:

  • Perito que busca ampliar sus conocimientos
  • Profesional que está interesado en ampliar su campo laboral siendo perito de su especialidad
  • Abogado que necesite habitualmente o esporádicamente los servicios de un Perito.

Si estás dentro de los 2 primeros casos, vamos a intentar ayudarte a mejorar en el aspecto comunicativo, y a conseguir mejores resultados en un juicio, a través del trabajo formal.

La labor pericial, además de la parte totalmente técnica, se basa en la comunicación en 3 ámbitos:

  • Perito-Cliente
  • Perito-Abogado
  • Perito-Juez

Cada uno de los aspectos que a continuación analizamos, buscan mejorar las 3 relaciones anteriores.

Mejorar la disponibilidad

Un Perito, en general, no dedica toda su jornada a esta labor, por lo que frecuentemente se trata de profesionales muy ocupados. Pero debemos entender que también lo están tanto los abogados como los propios clientes.

Tener amplia disponibilidad para contactar y ayudar a cliente y abogado, es una buena forma de conseguir fidelizarlos y de conseguir que valoren nuestra labor. En general, los medios más adecuados de contacto son:

MEDIO DE COMUNICACIÓN PREF.MOTIVO DEL CONTACTO
ABOGADOSEmail– Detalles del caso
– Solicitar borradores/documentación
– Calendario de actuaciones
– Planificación de la ratificación
CLIENTESTeléfono– Honorarios
– Entrega de documentación

 

Uno de los problemas, que pueden hacernos perder al cliente, es no contestar correos electrónicos o llamadas. Evidentemente, nadie va a esperar que se les conteste en menos de una hora desde que nos envían un email. Sin embargo, si necesitan enviarnos varios correos para conseguir una respuesta, puede llegar a ser un problema.

Como regla, contestar en menos de 24 horas todos los emails, puede ser suficiente. En caso de que no podamos darle respuesta aún a cuestiones que plantean, se debe decir cuánto tardaremos en contestarles, así como establecer un calendario de futuras actuaciones. Pero así verán que no nos hemos olvidado de ellos.

Ser consciente de las limitaciones (propias y ajenas)

Los mejores Peritos Judiciales se distinguen de los buenos Peritos por la capacidad de síntesis y de investigación. Quienes pueden transformar grandes volúmenes de documentación e información, en sencillas –y pegadizas- frases, que suenan perfectamente creíbles para el juez.

Los jueces son personas sabias con gran conocimiento sobre temas legales, pero que no dominan aspectos científico-técnicos, como:

  • Relación entre velocidad del vehículo y frenada, e influencia de condiciones meteorológicas
  • Procedimientos médicos en relación con la “lex-artis”
  • Problemas que puede conllevar un incumplimiento del CTE
  • Valor de un vehículo en un momento dado

Así pues, el perito es el perfil más indicado para explicar, con un lenguaje conciso y comprensible, estos aspectos al juez. Y específicamente, un Perito en Accidentes, Perito Médico, Perito Arquitecto y Perito tasador, respectivamente.

Cuando hay números de por medio, especialmente, o el área es especialmente ininteligible, el juez puede llegar a tener dificultades para comprender lo que se explica. Así que, es conveniente usar analogías, ejemplos sencillos que ilustren lo que estamos diciendo.

EJEMPLO: “USA ANALOGÍAS”. Si una parte de la anatomía humana tiene forma de algo con lo que la mayoría de la gente interactúa, ¿por qué no confiar en ese conocimiento común? El intestino humano tiene una forma similar a una manguera de jardín. En lugar de “serosa”, quizás destaque la lesión en la “piel más externa de la manguera”.

Ser amable/profesional

En un litigio, intervienen 2 partes. Pero ser amable comprende serlo en su espectro mucho más amplio:

CON EL CLIENTE

Evidentemente, es quien nos contrata, y a él debemos satisfacer, dentro de nuestras posibilidades. Por lo que se debe hacer un esfuerzo por ponerse en su lugar, y realizar un trabajo de una calidad tan alta como podamos conseguir.

CON LA DIRECCIÓN LETRADA

Muchas veces, se pondrá en contacto con nosotros personal del despacho del abogado, con menos experiencia. Pueden ser asistentes, administrativos, gente en prácticas, etc. Debemos tratarlos como si fueran el principal abogado.

Estas personas son los representantes de la dirección letrada, y en quien ellos han confiado para gestionar el caso. Está en nuestra mano facilitar su labor y conseguir trabajar en comunión. Lo que favorecerá el desarrollo de la pericial, así como que en el futuro seamos contratados.

CON EL ABOGADO CONTRARIO (DURANTE LA RATIFICACIÓN JUDICIAL)

En sede judicial, debemos tener en cuenta que cada profesional está haciendo su labor, por lo que no debemos enfadarnos por las preguntas que nos haga el abogado contrario.

En la deposición o ratificación judicial, puede que el abogado contrario busque sacarnos de nuestras casillas, lo que puede quitar toda credibilidad al informe pericial presentado.

Es más, cuanto más agresivo –e incluso ofensivo- sea el abogado contrario, más respetuosos y tranquilos debemos permanecer. No responder al insulto con insultos, nos hace parecer más racionales y seguros.

Si “nos ponemos a su altura”, el juez puede entender que nuestro testimonio es parcial y dependiente del cliente, lo que puede restarle credibilidad.

 

Por otro lado, debemos recordar que la credibilidad del informe no yace en si deja a la otra parte en ridículo. En caso de que la contrapericial analice un error de cálculo del informe contrario, no se debe incurrir en menospreciar al Perito contrario. Su matemática es incorrecta, no la totalidad de su ser.

Aplicar la Psicología

La labor de un perito es de gran responsabilidad, de hecho, si no se dice la verdad se puede estar incurriendo en un delito.

Por tanto, el Perito tiene el deber de analizar los hechos técnicos controvertidos desde un punto de vista independiente, sin tener en cuenta quien nos ha contratado.

Esto es especialmente delicado si las conclusiones de nuestro informe pericial no van a ser favorables para nuestro cliente. Es decir, se ha gastado el dinero aparentemente, para nada.

Así que, es importante aplicar la psicología con los clientes y abogados. Realmente, tener un informe pericial no favorable, no es un malgasto de dinero, ya que están a tiempo de quitar la demanda (si está en curso) y evitar incurrir en un gasto aún mayor. Si bien, sabemos por experiencia, que no es una situación agradable.

Pero nunca debemos doblegarnos a presiones por parte del cliente y hacer un informe dictado por ellos mismos. Ya que quienes tenemos la responsabilidad de lo que plasmemos en el informe somos los peritos. Además de que éticamente no es aceptable algo así.

Ser perito es relativamente fácil… pero ser mejor perito cada vez implica trabajo, esfuerzo, y saber cómo enfocar el trabajo en cada momento. Si comienzas la carrera pericial porque te parece interesante, para explorar un nuevo ámbito laboral o para conseguir unos ingresos extra, recuerde que necesita que alguien le contrate.

Para aumentar las posibilidades de contratación – y de fidelización-, emplear algunas técnicas avanzadas de comunicación puede servir de gran ayuda.

Cómo ser el mejor perito – Las claves para mejorar en la carrera pericial
5 (100%) 3 votos

¿Estás de acuerdo? ¿Crees que se necesita algo más para mejorar como perito?

One thought on “Cómo ser el mejor perito – Las claves para mejorar en la carrera pericial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *