El estudio y análisis de los Cuerpos de Escritura es una metodología que debe ser aprendida por todo aquel que quiera dedicarse a la investigación caligráfica. Dentro de este ámbito del conocimiento existen distintas salidas profesionales, entre las que se encuentra el perito Calígrafo.

La labor principal de este profesional es la comparación de documentos para lograr determinar si pertenece o ha sido manuscrito por la persona bajo sospecha. Existen muchas situaciones en las que contar con los servicios de un especialista en caligrafía pueden reportarnos beneficios, como es el caso de fraudes.

Ante un fraude que se precise constatar, será necesario presentar de manera adjunta un documento indubitado, es decir, un documento o prueba documental que tengas certeza de pertenecer al sujeto dudoso, es decir: no hay dudas de que el documento es obra del titular además del documento que se pretender contrastar.

Una de las características más importantes para poder estudiar o analizar con corrección los cuerpos de escritura es que se base en el contraste con un documento original. He ahí el por qué de la solicitud de documentos indubitados, puesto que tenemos que tener un artículo de referencia al que acudir por si  se nos presentan dudas.

Qué es el Cuerpo de Escritura

La primera pregunta, sobre todo si estamos en la búsqueda de un analista calígrafo, es: ¿qué es el cuerpo de escritura? ¿a qué hace referencia este concepto? Este término se refiere a la pericia caligráfica que se realiza para determinar la originalidad o falsificación de un documento o rúbrica.

Para ello, el perito especialista en caligrafía, manuscritos y documentación deberá prestar especial atención a cualquier detalle que arroje pistas sobre la veracidad del documento o expediente. Para ello, deberá estar familiarizado con los elementos de los grafismos, así como con las características básicas de la escritura.

Las caraterísticas de la caligrafía son bastante usuales. Por ejemplo, debemos prestar atención a la velocidad de escritura porque va a ser la pista que nos indique si se ha tratado de un escrito fugaz, detenido, si ha infringido mucha presión al escribir... La proporción de los caracteres es otro indicativo, ya que por regla general solemos escribir con las mismas dimensiones los grafisimos, así como el final o inicio de escritura de algunos de estos.

Por ejemplo, la letra g o j son grafismos que tienen adornos al inicio y al final y que cada individuo puede realizar a su forma, distinta para los demás pero siempre homogénea cuando él lo escribe. Esto entra en consonancia con las leyes de la escritura anteriormente mencionadas. El perito es el encargado de detectar estos patrones de comportamiento a la hora de escribir.

Dentro de esta línea, los elementos gráficos, además de los asociados a la escritura, también pueden servir como pista para determinar la veracidad del documento dubitado. Por ejemplo, a la hora de escribir manuscritos tenemos a inclinar de una manera y ángulo determinados los caracteres. Cada uno de nosotros elige la presión aplicada en la palabra, la velocidad, la inclinación, el tamaño de las letras...

Todo ello viene supeditado por la costumbre arraigada de llevar, prácticamente desde que aprendemos a escribir, años realizando las mismas formas con la misma mano y en las mismas condiciones. Este hecho es el que provoca la creación de rasgos comunes o patrones de escritura entre los mismos documentos escritos por una misma persona, aunque hayan pasado años entre uno y otro, siempre queda la memoria de la caligrafía.

Quién estudia los Cuerpos de Escritura

El encargado de realizar investigaciones periciales en el contexto de la caligrafía no es otro más que el Perito Calígrafo o el Grafólogo. Estas figuras profesionales, pese a que no existe una carrera universitaria homologada, son especialistas formados adecuadamente y cuyos conocimientos pueden ser acreditados.

Les caracteriza su capacidad para analizar con detalle las rúbricas, documentos y manuscritos para la determinación de la copia o falsificación. Además, tienen una amplia experiencia en el campo de las periciales, lo que les habilita como figura con potestad para emitir una valoración en forma de Informe Pericial Caligráfico.

Esta evidencia probatoria puede ser presentada como prueba ante un juez en el procedimiento jurídico que se requiriera.  Por ejemplo, ante un caso de herencia en el que se ponga en duda la veracidad de la testamención, este profesional puede realizar un análisis de los cuerpos de escritura para determinar la validez de la rúbrica.

¿Cómo se puede ser Perito Caligráfico? Si estás interesado en formarte para ser esta clase de profesional, no lo dudes. Existen muchos beneficios que se desprenden de ser perito judicial, como es el de tener la oportunidad de formar parte de nuestra red de contactos profesionales para futuros peritajes.

Además, desde PJ GROUP apostamos por el compromiso con la formación constante, por lo que a través de nuestra Academia de peritos ponemos a disposición de todos los interesados diferentes cursos que los preparan para la elaboración de periciales de distinta índole. Si quieres seguir conociendo más sobre la metodología o el estudio de los cuerpos de escritura, prueba nuestro Curso de Perito Calígrafo.

Cuáles son las máximas de las Pericias Caligráficas

Dentro del ámbito de las Periciales Caligráficas es bastante conocido el concepto denominado "leyes de escritura". Estas reglas fueron enunciadas por Edmond Solange Pellat, que otrora fue escribano, antiguo oficio de los calígrafos y presidente de la Sociedad Técnica de Expertos en Escrituras.

  1. Los grafismos producto de la mano humana, se representan conforme a la influencia que el cerebro tiene en la reproducción mecánica del gesto. Es decir, siempre van a crearse los símbolos de la misma forma.
  2. Cuando sufrimos una situación de estrés que puede alterar el funcionamiento de la trazabilidad de escritura el cuerpo reacciona volviendo a los grafismos originarios, a los más simples o fáciles de elaborar.
  3. La escritura natural, asociada a cada individuo, es inmutable sin que pase desapercibido. Si se intentan alterar los grafismos el individuo va a dejar rastros de su paso por la escritura, ya que se verá el esfuerzo realizado en ocultar el grafismo original.
  4. " Al escribir, el “yo” está en acción, pero el sentimiento casi inconsciente de tal hecho, pasa por alternativas continuas de intensidad y de debilidad."

Otras denominaciones que los profesionales del gremio utilizan para este conglomerado de leyes son las siguientes:

  • Ley del impulso cerebral.
  • Ley del acción del yo.
  • Ley de la marca del esfuerzo.
  • Ley de la permanencia de los caracteres.
  • Ley de la individualidad de la escritura.

Estas son algunas de las máximas que los especialistas en estas áreas tienen en cuenta a la hora de llevar a cabo su actividad profesional. Deben ser conscientes de la naturaleza, condiciones y alcance del fraude documental.

Cuál es la metodología para analizar la Caligrafía

Los expertos en pericias caligráficas deben ser conocedores de la metodología concreta que se utiliza para discernir un documento original de una copia. Para ello, existen distintos métodos de identificación de fraude documental.

Por ejemplo, antiguamente los escribanos hacían uso del método morfológico que era a través de comparar los distintos grafisimos, pero sin un base férrea que sirva para argumentar las diferencias objetivas entre los dos documentos. Con el paso del tiempo, estos procedimientos han ido sofisticándose.

Uno de los métodos que más se están utilizando en los últimos años es la grafotécnica, que consiste en tener en cuenta los elementos que constituyen los grafismos. En  este punto estaríamos hablando de los trazos individuales, los elementos estructurales como la dirección o presión en la escritura manuscrita.

La metodología utilizada por esta técnica es la que más se ha ido perfeccionando a lo largo del tiempo, ya que tiene en cuenta rasgos objetivos que pueden ser contrastados, avalados y justificados. Además, poniéndolo en relación con las leyes de escritura de Pellat, no hemos de olvidar que el cuerpo siempre va a volver a las raíces del grafismo por defecto, por lo que es más fácil de este modo.

¿Cómo es el estudio de la escritura?

Como hemos adelantado con anterioridad, debemos fijarnos sobre todo en los elementos estructurales. Cada perito judicial tendrá su metodología pero generalmente debe basarse en hechos objetivos y características contrastables.

Por ejemplo, si decimos que una caligrafía es "grande", el perito debe ser objetivo y aclarar a qué se refiere con el uso de este adjetivo. Por ejemplo, puede alegar que dentro de sus evaluaciones las caligrafías grandes son todas aquellos cuyos caracteres superen los 3 milímetros. De este modo, aquel que lea la emisión del informe pericial podrá saber en todo momento a qué nos referimos con esa apreciación.

Más allá de los diferentes grafismos y letras, es posible determinar la veracidad de un documento ateniendo a detalles más específicos como son el ritmo de escritura, el momento de las pausas o la forma y periodicidad de uso de los signos de puntuación. La razón por la que esta clase de investigaciones deben ser realizadas por expertos radica en el nivel de conocimientos, experiencia y capacidad de atención que los profesionales caligráficos ostentan.

Los profesionales a veces comparten las bases de sus metodologías, por lo que podemos determina con claridad tres tipos de procedimientos populares entre esta clase de especialista. Estaríamos hablando de las técnicas grafométricas -el estudio de las formas de los caracteres-, grafonométricas -en base al estudio de rasgos medibles como el ángulo etc.-, y grafoscópicas -hace referencia a aquella pericial que ha precisado de instrumentación como lupas o medios digitales-.

Si todos estos métodos no son suficientes y se tiene de manera accesible a la persona dueña de los documentos dubitados, podemos pedir una prueba rápida de precisión de escritura. Es decir, además del documento dubitado y el indubitado, poder observar el proceso de creación de un nuevo documento indubitado.

Cuándo puedo necesitar un análisis caligráfico

¿Cuál es el mejor momento para contactar a un experto en el estudio de los cuerpos de escritura? Generalmente estos especialistas solo son necesarios cuando se presenta una situación que no deja otra alternativa. Es decir, su existencia responde  a una necesidad concreta.

Las habilidades y competencias de los profesionales de la caligrafía les habilitan para determinar la validez o veracidad de la documentación en distintos ámbitos. Por ello, a continuación presentamos las diferentes circunstancias en las que se puede precisar de los servicios de uno:

  • Declarar la veracidad de un documento particular.
  • Emitir un informe en el que se indiquen los documentos manuscritos por un mismo individuo.
  • Estudio de contratos y rúbricas ante disputas.
  • Determinación de veracidad en distintas testamentaciones.
  • Detección de fraude documental.
  • Detección e identificación de copias o falsificaciones.
  • Usurpación de identidad.
  • Verificar firmas.
  • Análisis de los elementos constitutivos: papel, tintas.

Si en algún momento te surge la necesidad de contactar con un especialista en alguna de estas áreas, en Perito Judicial GROUP estaremos encantados de presentarte al profesional que mejor se adapte a tu caso.

Cómo es el Informe Pericial Caligráfico

El Informe Pericial Caligráfico es el documento por excelencia que se busca ante la contratación de un perito Calígrafo. Dada que las razones principales de contratación suelen estar orientadas a la necesidad de demostrar la veracidad del documento dubitado, es preciso el informe pericial  para contar con un documento oficial que atestigüe el análisis del forense.

La emisión del dictamen pericial caligráfico va a servir como evidencia probatoria, además de como documentación oficial para ser usada en el transcurso de cualquier litigio. La potestad que da el testimonio de un perito judicial permite al cliente negociar mejor los términos del litigio y aumentar sus garantías y posibilidades de éxito en la sentencia favorable.

Los resultados plasmados en el Informe Pericial deben ser claros, justificados y comprensibles para todas las partes implicadas que quieran acudir a él. Además, el perito judicial debe estar siempre dispuesto a clarificar los aspectos que se precisen del informe durante la vista oral.

Las conclusiones finales del informe, es decir, el veredicto profesional del perito, tiene tres posibilidades. Puede ser afirmativo, en el caso de que la autoría de los documentos coincida, negativo, o inconcluso. Los documentos inconclusos son aquellos para los que no se ha podido certificar la autoría o falsificación por falta de documentación para el contraste, ilegibilidad, corrupción de las evidencias...