Existen algunos casos en los que es evidente cuando se ha producido una negligencia médica. No obstante, hay casos en los que, en un primer momento, es difícil saber si se ha producido una negligencia médica.

En todos los casos debemos tener en cuenta que es muy importante no insinuar nuestra sospecha al personal del hospital, intentar recoger todos los datos posibles relativos a nuestra historia clínica y recurrir a un abogado y a un perito especialistas en negligencias médicas.

Cómo saber si hay Negligencia Médica

Para reconocer una negligencia médica debemos tener en cuenta una serie de actuaciones que representan el paradigma de la mala praxis en medicina.

  • Aquellos casos en el que se haya podido olvidar material quirúrgico dentro del paciente durante una intervención.
  • Cuando se produzca una infección nosocomial, es decir, cuando el paciente haya sufrido de una infección dentro del hospital, como consecuencia de no haber respetado el manual deontológico.
  • Aquellos casos en los que no se preste la atención médica de urgencia en el momento en el que paciente lo requiere. Un ejemplo de esto, es cuando una ambulancia tarda demasiado en llegar a socorrer a un paciente considerado grave.
  • Cuando no se hayan tomado todas las medidas necesarias para evitar alguna enfermedad o se haya producido un error de diagnóstico evidente.
  • Cuando no se haya informado al paciente correctamente o se haya realizado algún tipo de intervención sin su consentimiento.

Qué se indemniza por Negligencia Médica

Es importante saber que pueden indemnizar se tanto los daños personales como aquellos que afectan al terreno de lo material.

Daños personales

entre los daños personales más frecuentes nos encontramos los siguientes:

  • Incapacidad temporal. Sucede cuando debido a un tiempo muy largo entre la lesión y su cura o estabilización, se ha producido un daño irreparable que supone una incapacidad temporal en el enfermo
  • Lesiones permanentes. Todas aquellas lesiones que se hayan producido, como consecuencia de una mala praxis deben ser indemnizadas.
  • Daño moral. El daño moral aparece cuando a causa de algún tipo de lesión, el paciente sufre daños psicológicos que afectan a su estabilidad emocional.

Daños materiales

Existen dos tipos muy conocidos de daños materiales que se pueden producir como consecuencia de una negligencia médica:

  • Lucro cesante. Se produce cuando el paciente pierde su situación económica, como resultado de la negligencia médica.
  • Daño emergente. Se trata de todos aquellos gastos económicos que la víctima deberá asumir tras haber sufrido la negligencia médica.

Nexo causal y Negligencia Médica

Es importante tener en cuenta, que para que se produzca una negligencia médica debe existir un nexo causal, es decir, debe existir una relación entre la intervención errónea del profesional sanitario y la lesión causada el paciente.

Es por esto que, es fundamental el papel del perito médico especialista en negligencia médica, ya que gracias a su trabajo se puede demostrar el nexo causal en un caso de negligencia médica y a través de un informe pericial determinar qué error se ha producido y cómo ha afectado al paciente.