La Medicina Forense y Legal. Qué es y para qué sirve

La medicina forense o la patología forense es un conjunto de disciplinas científicas de la rama de la medicina que se ocupan de la aplicación del conocimiento médico forense para esclarecer infracciones e identificar a los autores de los hechos. Debiendo ser capaces de elaborar documentos legales (como certificados de lesiones, ebriedad y defunción)

La Medicina Forense y Legal requiere conocimientos médicos, jurídicos, administrativos, éticos y de ciencias afines, así como trabajar con fundamentos bibliográficos y científicos que sostenga su investigación criminalística para un dictamen legal. Siendo el Perito Médico, una figura relevante en el ámbito.

Medicina forense y perito forense

Qué es la medicina forense y legal

La medicina forense requiere un profundo y amplio conocimiento del cuerpo humano así como contar con la preparación científica sobre ciertas aplicaciones especializadas según el campo de acción. Siendo las principales funciones de la Medicina Forense:

  • Identificar la responsabilidad profesional de profesionales médicos.
  • Determinar la causa y circunstancias que rodea una muerte de origen violento.
  • Ser un auxiliar de justicia, procurando un testimonio experto sobre eventos médicos complejos para un no ilustrado, como son los jueces, fiscales, abogados, jurado, etc.

Los que ejercen este trabajo son los médicos forenses cuyo nombre a evolucionado al de médico legal, ya que por la evolución de la sociedad médica y de sus relaciones con el Derecho actualmente cubren un campo de acción más amplio.

El Médico Forense o especialista en Medicina Forense y Legal, vinculado estrechamente con el derecho médico, actúa como perito, conocido como médico legista o médico forense, ayuda a jueces y tribunales de justicia, estudiando los aspectos médicos derivados de los tribunales.

Estos especialistas aplican procedimientos y metodologías específicas de la especialidad de Medicina Legal y Forense, así como en la destreza profesional adquirida como investigador, para el análisis, identificación y resolución, de las cuestiones médico-legales planteadas por los respectivos estamentos.

Los Peritos en Medicina Legal pertenecientes a PJ GROUP son expertos en el área de estudio que existe en la conjunción de la disciplina médica con el sistema legal.

Así, pueden servir para la resolución de distintos  casos civiles o penales, por medio de una investigación médica meticulosa de los hechos. Sirviendo en situaciones tan comprometidas, como el estudio de las causas de un fallecimiento, así como la datación de este hecho.

En la Medicina Legal y Forense se aplican procedimientos propios de la Ciencia Médica para analizar pruebas con el fin de determinar, por ejemplo:

  • Hora, causa y modo de la muerte
  • Origen de una enfermedad
  • Estudio sobre responsabilidad profesional
  • Estos expertos en medicina forense son médicos licenciados en patología que
  • Análisis de:
    • Tejidos
    • Fluidos
    • Órganos
    • Células de individuos

Estas investigaciones son fundamentales, para determinar si un fallecimiento se ha debido a causas naturales, o por contra se puede deber a un accidente, delito o suicidio. Lo que puede conllevar responsabilidades de otros sujetos (negligencias médicas, responsabilidades por productos, etc.).

Al hablar de Medicina Legal o Medicina Forense, nos referimos a la misma disciplina, aquella que aplica los métodos y procedimientos médicos para resolver cuestiones del área del Derecho y la Justicia.

Se trata de una disciplina evaluativa, en la que el Perito Médico analiza lesiones o hechos sanitarios, para auxiliar a jueces y tribunales de Justicia.

Medicina Forense y Legal y Peritaciones Medicas

Cómo ser Médico Forense

La Medicina Legal y Forense es una especialidad a la que se accede vía MIR tras tener el título de Medicina y Cirugía, tras 3 años de residencia.

Esta especialidad puede ayudar en las siguientes situaciones:

  • Realización de informes periciales médicos para tribunales de justicia.
  • Asesoría médico-legal para la resolución de litigios o para la administración sanitaria.
  • Trabajo en una Escuela Profesional de Medicina Legal y Forense
  • Trabajo en el Cuerpo Nacional de Médicos Forenses, dependiente del Ministerio de Justicia

Se trata de los médicos antiguamente llamados (e incluso actualmente) “Forenses“. Actualmente se les conoce como “Especialistas en Medicina Legal” ya que por la evolución de la sociedad médica y de sus relaciones con el Derecho actualmente cubren un campo de acción más amplio.

Si trabajas como Perito Médico, además, puedes conseguir una buena fuente de ingresos extra.

En otros países, existe diferencias entre los términos Medicina Legal y Medicina Forense, siendo éste segundo el relativo a las actuaciones “oficiales” en que el Médico es el encargado del levantamiento del cadáver, examinando y recogiendo datos, realizando la necropsia y tomando muestras para analizar hechos relevantes. Todo ello, como asistente de los tribunales de justicia.

Medicina legal y forense

Medicina Forense y Legal y Peritaciones Médicas

La Medicina Forense está íntimamente relacionada con las Peritaciones Médicas. Ambas viven en el espacio existente entre la Medicina y el Derecho, y tratan de dar explicaciones médicas técnicas, sobre eventos que tienen ciertas repercusiones legales.

Si bien, para trabajar en el área de la Medicina Forense y Legal se suele vincular el profesional con la administración, en el área Médica Pericial, uno puede trabajar de forma independiente o para una de las partes.

Un Perito Médico es un gran conocedor de su especialidad, pero además, de todo lo que rodea la redacción de informes, la documentación de los mismos, y cómo ratificar en un juzgado. Digamos que debe “responder” ante su cliente, por lo que su trabajo debe ser exquisito.

La Ciencia Forense es un área multidisciplinar en contacto con la ley y el sistema legal. Así, nuestros médicos pueden tener conocimientos en patologías, biología, genética, etc. Lo permite llevar a cabo autopsias, investigando escenas de crímenes y accidentes.

Este carácter multidisciplinar hace que la zona de estudio se extienda a áreas de la criminalística, como:

  • Obtención de ADN a partir de muestras de sangre, semen y uñas.
  • Análisis y cotejo de ADN
  • Extracción del perfil de fenotipo
  • Determinación de parentescos

Son necesarios los Peritos en Medicina legal para realizar la evaluación sobre la asistencia sanitaria a pacientes según:

  • Normativa
  • Protocolos médicos (“Lex Artis”)
  • Riesgos específicos de cada paciente

Igualmente, pueden determinar la existencia de algún tipo de negligencia médica si no se siguieron los estándares apropiados, o no se informó al paciente y firmó el consentimiento informado.

Áreas de trabajo de un Médico Forense

Un especialista en Medicina Legal y Forense es un Licenciado en Medicina y Cirugía, que además ha desarrollado conocimientos sobre:

  • Conocimientos profundos sobre:
    • Cambios corporales
    • Causa y circunstancias de muerte
    • Causa y circunstancias de lesiones
    • Examen externo
  • Conocimiento de la anatomía general y patológica
  • Capacitación en exámenes post-mortem y técnicas especiales post-mortem
  • Identificación a partir de cadáveres
  • Medicina relacionada con el tráfico (biomecánica, examen de cadáveres, lesiones, etc.)
  • Evaluación de embarazo interrumpido por causas violentas
  • Cuestiones de ascendencia, fertilidad, serología de paternidad, biología hereditaria, genética humana, exámenes asociados con delitos sexuales, abuso infantil, el examen de delincuentes sexuales;
  • Conocimiento de toxicología, intoxicación, etc. relacionado con detección de drogas y sus efectos
  • Análisis de trazas biológicas de sangre, semen, sudor, pelo, orina, heces
  • Análisis de ADN
  • Conocimiento de enfermedades relacionadas con los riesgos laborales
  • Evaluaciones de:
    • Grados de minusvalía
    • Incapacidad para trabajar
    • Capacidad de ser juzgado
    • Problemas con la detención, las lesiones
    • Negligencias médicas

Diferencia entre Medicina Legal y Forense

La principal diferencia entre Medicina Legal y Forense es la finalidad del trabajo realizado y el cliente que solicita el trabajo.

La Medicina Legal busca dar respuesta a cuestiones de naturaleza médica, que se plantean en el ámbito del derecho, por lo que la realizan Peritos Médicos. Se realizan de cara a un procedimiento judicial, siendo designados por una parte en litigio, o por el propio juzgado.

La Medicina Forense es una Ciencia Forense más. Realizada por Médicos Forenses habilitados, dependientes del Ministerio de Justicia. El trabajo consiste en aportar conocimientos médicos a resolución de problemas biológicos de diversa índole (causa de la muerte, necropsia, recogida de evidencias, levantamiento del cadáver, examen macroscópico de cadáveres, toma y análisis de muestras, etc.).

Pero también hay similitudes entre la Medicina Legal y Forense, ya que los profesionales de ambas ramas pueden actuar como auxiliares de justicia, resolviendo las dudas de jueces, sobre hechos médicos. Siendo ambas ramas no asistenciales.

Subespecialidades de Medicina Forense y Legal

Subespecialidades de la Medicina Forense y Legal

Genética Forense

La Genética Forense es la especialidad de la medicina forense que identifica víctimas de crímenes o catástrofes, establece relaciones biológicas entre personas y descarta o implica a sospechosos de un crimen. Se suele realizar en un instituto de Medicina Legal.

El estudio del ADN en materia forense, se ha convertido en una de las aplicaciones más precisas para la identificación de individuos, siendo empleado fundamentalmente en la identificación de vestigios biológicos en la investigación criminal, en restos humanos y personas desaparecidas y en la búsqueda de relaciones de parentesco, especialmente en la de paternidad.

Un perfil genético es la información contenida en las secuencias de ADN de cada persona y es diferente para cada individuo, a excepción de los gemelos monocigóticos. Los laboratorios forenses que obtienen los perfiles de ADN se basan en el estudio simultáneo de un conjunto de 10 a 17 STRs (Short Tandem Repeats) las cuales son regiones cortas del ADN nuclear y dado que estos perfiles tienen una procedencia compartida por parte del padre y la madre en una proporción del 50%, se pueden utilizar también en la investigación biológica de la paternidad.

Las muestras para su análisis genético forense y obtención de los perfiles genéticos pueden ser recogidas de la sangre, semen, saliva, orina, pelos, tejidos o en restos celulares localizados en objetos usados o tocados.

En el ámbito judicial están acreditados para el análisis de ADN una veintena de laboratorios en España, que en su mayoría son públicos (Comisaría general de Policía Científica, Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses) o autonómico (Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza y División de Policía Científica de los Mossos de Esquadra) y todos ellos contribuyen mandando sus resultados a la Base de Datos Nacional de Perfiles de ADN, en la que actualmente hay registrados unos 200.000 perfiles genéticos sobre el que se utiliza el sistema informático CODIS del Departamento de Justicia de EEUU.

Las bases de datos de ADN son cruciales para la investigación criminal y en los procesos de identificación de desaparecidos ya sean en conflictos bélicos u otras catástrofes que afectan a un gran número de víctimas cuyo estado de conservación para los métodos forenses convencionales puede ser complicada o imposible su identificación.

Criminalística y Balística Forense

La balística es la ciencia que analiza las armas de fuego, los proyectiles e impactos, determinando el calibre del arma disparada, la correspondencia entre proyectiles y casquillos, verificación de la presencia de residuos de pólvora sobre el blanco, con el objeto de obtener una aproximación de la distancia a la que fue realizado el disparo, la correspondencia entre el proyectil y las armas, debido a las estrías interiores del cañón, que dejan en el proyectil una huella de identidad distintiva.

La Balística Forense es la especialidad de la medicina forense de aplicación judicial que estudia las armas de fuego portátiles, sus mecanismos, aptitud y funcionamiento, sus municiones, trayectoria y efectos. La balística forense trabaja en las cuatro ramas principales en las que se divide la Ciencia Balística:

  • BALÍSTICA INTERNA: Estudia los fenómenos que ocurren en el interior del arma abarcando todos los fenómenos que se producen en el arma a partir del momento que el percutor golpea el fulminante del cartucho hasta el momento en que el proyectil abandona la boca del cañón y de todo lo relativo a las armas de fuego, su estructura, mecanismos, funcionamiento, carga y disparo de la misma.
  • BALÍSTICA EXTERNA: Estudia la trayectoria del proyectil y todos los fenómenos que le afectan, desde el momento en que abandona la boca del cañón del arma hasta alcanzar el blanco, tales como la gravedad, la resistencia del aire, la influencia de la dirección e intensidad de los vientos y los obstáculos que se le interpongan y que son productores de los rebotes que modifican la trayectoria original.
  • BALÍSTICA DE EFECTOS: Estudia los efectos producidos por el proyectil en el blanco alcanzado, las características del orificio de entrada y de la zona inmediata que lo rodea.
  • BALÍSTICA IDENTIFICATIVA: Estudia las relaciones de identidad entre las marcas producidas en la vaina y bala por el arma utilizada y los elementos o partes de dicha arma que producen las citadas marcas; así como la identificación del arma de fuego (revolver, pistola, escopeta, fusil, carabina…), su origen, marca (Colt, Beretta, S&W…), modelo, matrícula, calibre, sistema de disparo, país de origen, características, estado de conservación etc y todas las identificaciones que se hacen de los elementos balísticos encontrados o recolectados en el lugar de los hechos dado que todas las armas imprimen carácter a los elementos no combustibles integrantes del cartucho utilizado.

Patologia Forense - Autopsia - Lesionologia

Lesionología

Es el área de la medicina forense y legal que estudia toda alteración en la salud y cualquier otro daño que deje huella material en el cuerpo humano. Alteración en la estructura anatómica que puede repercutir o no en la función de un órgano o tejido a consecuencia de agentes externos o internos lesionantes en un determinado tiempo y espacio. Desde el punto de vista médico, una lesión es el producto de un traumatismo o la secuela orgánica o fisiopatológica que un organismo experimenta como consecuencia de un daño externo, pudiendo ser éste:

  • Por agentes mecánicos:
    • Lesiones simples: Contusiones, excoriación o erosión, equimosis, hematomas, contusión sin equimosis y heridas contusas.
    • Lesiones complejas: Mordedura, avulsión o arrancamiento, aplastamiento, caída, precipitación, herida por arma blanca y herida por arma de fuego.
  • Por agentes físicos: quemaduras
  • Eléctricas: Electrocución y fulguración (vinculada con la corriente atmosférica)
  • Por agentes químicos: Envenenamiento (Veneno sólido, líquido y gases) y daños por sustancias químicas.
  • Por medios psicológicos: Causadas por el sufrimiento mental. Un psicotrauma

Patología Forense

La patología forense trata de descubrir la causa, momento y forma (homicidio, suicidio, accidente, natural o desconocida) de la muerte repentina, violenta o inesperada; para lograrlo, el médico forense comprobará el historial clínico de la víctima, investigará el escenario del crimen, consultará a los testigos y llevará a cabo la autopsia de la víctima para encontrar enfermedades o lesiones en busca de evidencias médicas de su muerte.

El experto encargado de realizar la autopsia es el anatomopatólogo forense. Pudiendo ser un Perito Médico.

La autopsia médico forense o médico legal es el examen del cadáver a fin de despejar si existen alteraciones anatomopatologícas o lesiones, que servirán para ayudar al esclarecimiento de la causa de la muerte en un caso jurídico, para lo cual, hay que revelar la razón de la muerte y si el fallecimiento fue debido a un crimen.

Los objetivos de la autopsia son los de:

  • Establecer la causa de la muerte y los estados patológicos preexistentes.
  • Determinar el tipo de muerte (natural, violenta y súbita) y su etiología (suicidio, homicidio y accidente) en caso de muerte violenta.
  • Establecer la fecha de la muerte a través de lo fenómenos cadavéricos
  • Contribuir a la identificación del cadáver

En la autopsia se llevará un examen externo inspeccionando de forma detallada y minuciosa el cadáver y un examen interno del cadáver. Durante el examen, el cual debe sersistemático, completo y sin omitir ninguna parte del organismo, se tomarán notas de todas aquellas características y detalles que puedan proporcionar indicios relativos a alguna cuestión médico forense o médico legal.

En cada autopsia se examinan las cavidades craneal, torácica, abdominal y los órganos del cuello, y si se presume encontrar lesiones de importancia se abrirá el canal vertebral o las cavidades articulares. Se tomarán muestras para análisis histológicos por microscopía, toxicológicos, microbiológicos, bioquímicos, estudios de cromosomas con el fin de poder realizar exámenes complementarios. Dado que puede darse una exhumación del cadáver, el médico forense colocará todos los órganos examinados dentro del cadáver.

Concluido el examen, el médico especialista en medicina forense redacta el protocolo en forma clara, precisa y sin tecnicismos, de modo que resulte comprensible para profesionales no médicos, incluyendo en el informe todos los hallazgos concernientes a la autopsia. Incorporándose todo en un informe pericial o informe forense.

Cuáles son los beneficios de las autopsias

  • Beneficios para las familias: La autopsia, tiene beneficios tangibles y psicológicos. La autopsia también puede descubrir causas genéticas o ambientales (por ejemplo, una bacteria u hongo) de una enfermedad que podría afectar a otros miembros de la familia. La autopsia puede demostrarle a la familia que la atención brindada fue adecuada, aliviando así la culpa entre los miembros de la familia y ofreciendo garantías sobre la calidad de la atención médica. La incertidumbre con respecto a la causa de la muerte de un individuo puede retrasar el pago de los beneficios del seguro.
  • Beneficios para el médico forense y el hospital: El procedimiento puede confirmar la exactitud del diagnóstico clínico y la idoneidad de la atención médica. Los hallazgos de la autopsia se pueden utilizar para educar a médicos, enfermeras, residentes y estudiantes, contribuyendo así a una mejor calidad de la atención.
  • Beneficios para la sociedad: Los datos de autopsia son útiles para establecer estadísticas de mortalidad válidas. Ayuda en la evaluación de nuevas pruebas de diagnóstico, la evaluación de nuevas intervenciones terapéuticas (medicamentos , dispositivos, técnicas quirúrgicas) y la investigación de enfermedades ambientales y ocupacionales. Los datos derivados de los certificados de defunción en ausencia de datos de autopsia han demostrado repetidamente ser inexactos. El nuevo conocimiento médico forense sobre las enfermedades existentes que se deriva de la investigación basada en la autopsia es claramente importante para todos. Sorprendentemente, siguen apareciendo nuevas enfermedades que solo se pueden investigar completamente mediante autopsia.

Psiquiatría Forense

La Psiquiatría como parte de la Medicina, estudia, diagnóstica, trata y previene trastornos del comportamiento y patologías mentales, en las que influyen factores genéticos, físicos, químicos, psicológicos y socio ambientales. Ver Perito Psiquiatra

La Psiquiatría Forense implica nociones médico legales psiquiátricas, se define como la aplicación de la psiquiatría clínica al derecho (penal, civil, laboral, canónico), con el objetivo de establecer el estado de las facultades mentales, con el propósito de delimitar el grado de responsabilidad penal y capacidad civil del individuo, colaborando en las diferentes áreas jurídicas: penal, civil, familia, laboral, respondiendo a los cuestionamientos de las autoridades judiciales, siendo el médico forense especializado en psiquiatría denominado “perito psiquiatra” y debiendo de emitir un informe escrito en el cual se establece la capacidad mental de la persona evaluada, lo que la autoridad competente podría considerar como un elemento en el proceso, para orientar su conducta jurídica.

  • El Psiquiatra clínico realiza una anamnesis, una exploración minuciosa, emite un diagnóstico, elabora un pronóstico y establece un tratamiento.
  • El Psiquiatra Forense al concluir con el diagnóstico y el pronóstico, proporciona información desde el punto de vista legal sobre cómo la alteración psíquica influye sobre la facultad de conocimiento de la penalidad del hecho y sobre la capacidad de actuar de acuerdo con este conocimiento.

El hombre es un ser social por lo que la psiquiatría además de atender aspectos físicos se relaciona con aquellas características del ser humano que no son exclusivamente biológicas ni pueden evaluarse únicamente por medios físicos como su conducta, sus motivaciones, las alteraciones de su pensamiento, de sus afectos, de los problemas de desajuste o desadaptación de la personalidad a su medio cultural y social cuando son provocadas por causas patológicas.

La medicina legal puede ayudar al Derecho para contribuir el esclarecimiento e investigación de ciertos asuntos y para ayudar al Juez a formarse su criterio antes de tomar su decisión.

Lo que se le pide al médico legal especializado en psiquiatría forense es determinar si el sujeto de la peritación se hallaba en alguno de los estados que define la Ley y no para dar un diagnóstico clínico de la persona que ha delinquido o del presunto interdicto.

En la Psiquiatría Forense encontramos conceptos psiquiátricos que son tachados por los juristas como borrosos e imprecisos, pero la ciencia psiquiátrica posee actualmente de medios complementarios de diagnóstico que les permite pronunciarse en muchas ocasiones con total fiabilidad.

Primordialmente la función del médico forense especializado en psiquiatría forense es la elaboración de informe sobre el estado de salud mental de un acusado con el objetivo de conocer si reconoce el valor de sus actos y si es capaz de actuar conforme a ese conocimiento.

Criminalistica Balistica Forense Tanatologia

Serología Forense

Es la parte de la medicina forense y legal que estudia los fluidos biológicos o corporales (sangre, semen, saliva, sudor, lágrimas, humor vitreo, etc.), para conseguir alguno de los siguientes fines:

  • Identificación
  • Pertenencia
  • Correlaciones entre víctima, sospechoso y la escena del crimen.

Los fluidos corporales corresponden a características físicas del sospechoso, ya que en los mismos se encuentra información que lo identifica. La presentación en juicios es admisible por tratarse de pruebas científicas cuyas garantías de confiabilidad deben ser corroboradas por el juzgador de los hechos.

Es preciso destacar de las necesidades de disponer de los procedimientos y material necesario para garantizar que las muestras obtenidas no se destruyan o contaminen invalidando su valor probatorio. Más confiable será el trabajo de los especialistas en Serología Forense Mientras cuanto mejor conserven las muestras sus características originales, permitiendo la identificación del sospechoso y aportando una evidencia admisible en los tribunales.

La serología forense se encarga principalmente de determinar la presencia de componentes biológicos en el suero que puede encontrarse en la sangre de víctimas presentes en una escena criminal, pero, en la práctica, se extiende de manera mucho más profunda.

En la serología forense se analiza la sangre en su composición, coloración, dirección y muchos otros factores. Los principales exámenes que practica la serología médica son el de las inmunoglobulinas, factores reumáticos, enfermedades venéreas VDRL y Antígenos a leucocitos humanos HLA.

Finalidad de la hematología forense

La hematología forense se centra en el estudio de las manchas de sangre, entendiendo como “mancha” cualquier mácula de cualquier indicio orgánico o inorgánico y en el caso de la sangre, le pueden permitir al criminalista determinar en la escena de un crimen la la sucesión de los hechos criminales en función de:

  • Origen de la sangre
  • Distancia entre el punto de impacto y el origen de la sangre
  • Dirección y velocidad del punto de impacto
  • Dirección y velocidad del origen de la sangre
  • Número de golpes
  • Dirección y velocidad de los mismos
  • Posición de la víctima al momento del ataque
  • Movimientos después del hecho del atacante y de la víctima

La hematología forense es uno de los aspectos que más información puede dar al criminalista aún incluso mucho antes de la intervención del laboratorio forense en lo que se conoce como análisis mecánico del hecho criminal.

Sexología Forense

La Sexología Forense es el campo de la Medicina Legal y forense encargada de estudiar y resolver los problemas jurídicos relacionados con la intimidad, el sexo, la sexualidad y la reproducción de las personas.

Los delitos relacionados se encuentran recogidos en el Código Penal: Libro II. Título VIII: “Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales” el cual ha sido objeto de varias reformas legislativas, la última es la Ley Orgánica 1/2015 y modifica ampliamente el Código Penal.

Los delitos contra la integridad e indemnidad sexuales de las personas son una manifestación más de la violencia que impregna las diversas sociedades.

Las posible intervención de la medicina forense en los delitos contra la integridad e indemnidad sexuales, podría tener lugar sobre:

  • Víctima, donde el médico forense podrá pronunciarse sobre los aspectos de violencia, intimidación, variedad de agresión sin penetración, acceso carnal, introducción de objetos, vejación, más de autor, vulnerabilidad, menor de trece años, parentesco, peligrosidad de las armas o medios usados, privación de sentido, menor de 16 o 18 años, filiación, muerte. En otros casos, la posible transmisión de una enfermedad podría servir también como argumento pericial.
  • Posible autor, llevando a cabo el trabajo del médico forense en la identificación, mayor de 18 años, estado mental y estado físico.
  • Testigo, y su actitud en los hechos

Tanatología

La tanotología, procede del griego thanathos “muerte” y logos, ciencia que abarca la suma de conocmimientos relativos a la muerte; siendo la Tanatología Forense la ciencia de la Medicina Legal que se encarga del estudio del cadáver y de sus cambios de destrucción o conservación con el paso del tiempo. Propone establecer por necesidades judiciales la fecha de la muerte, identificando la causa y los medios para ocasionara. En relación a la muerte purede cambiar diversas relaciones jurídicas inherentes a las personas y cosas, como la extinción de obligaciones, cambio de estado civil, traspaso de la propiedad, etc.

La tanatología como parte de la medicina forense nos explica qué pasa con un cuerpo después de muerto, y distingue 4 etapas en su proceso de descomposición:

  1. CROMÁTICA, la putrefacción de las proteínas que integran en el cuerpo producen un cambio de color.
  2. EFISEMATOSA, tumefacción del cuerpo debido a los gases generadas por las bacterias.
  3. IRICOEFACTIVA, desintegración del cerebro y vísceras, dejando paso a una masa fétida y pegajosa.
  4. ESQUELETIZACIÓN, quedando sólo los huesos.
  5. REDUCCIÓN, cuando el esqueleto se convierte en polvo, pudiendo tardaren un adulto desde el momento del fallecimiento de 40 a 60 años y 20 años en un niño. Siendo menor en zonas con agua y prolongándose en zonas secas o con muchas sales.

Existen dos fenómenos que pueden impedir la desintegración del cadáver:

  • La momificación, que se da en cuando la temperatura es muy baja inhibiendo la actividad de las bacterias y en lugares calurosos y con poca agua impidiendo la reproducción de las bacterias con lo que el cuerpo, en lugar de pudrirse, se seca.
  • La corificación, se presenta sobre todo en gente con obesidad, las sustancias que producen las bacterias coacciona con la grasa del cuerpo hasta formar parafina convirtiéndolo en cera.

Se acude a la medicina forense y en concreto a la tanatología cuando se precisa de:

  • Diagnóstico de la muerte cierta. Estudio del cadáver y de los signos de muerte, así com el estudio de sus fenómenos evolutivos (trasnformadores, destructores y conservadores)
  • Estudio del origen y causa de la muerte y todas aquellas circunstancias que la rodean
  • Fecha de la muerte o cronotanatodiagnóstico
  • Técnicas de estudio del cadáver, siendo la autopsia el método principal de estudio y también todas aquellas técnicas complementarias a esta.
  • Legislación en torno al cadáver.

Para el diagnóstico de la muerte se han definido una serie de condiciones o estados capaces de demostrar la certeza de la muerte:

  • SIGNOS NEGATIVOS DE VIDA. Los cuales aparecen tempranamente tras la muerte del individul pero que pueden ser clínicamente menos fiables. Actualmente con la utilización de medios y técnicas diagnósticos su certeza está resulta.
    • Cese de la función respiratoria
    • Cese de la función cardiorespiratoria
    • Cese de las fubnciones nerviosas
  • SIGNOS POSITIVOS DE MUERTE. Son aquellos debidos al establecimiento de fenómenos cadavéricos. Son más tardíos pero más certeros, Solo aparecen cuando se ha instaurado la mierte ya han cesado las funciones vitales y el organismo se encuentra a expensas de factores internos o externos.
    • Fenómenos cadavéricos debidos a cambios hísticos
    • Fenómenos cadavéricos abióticos
    • Fenómenos cadavéricos originados por putrefacción.

Toxicología Forense

La Toxicología Forense es la rama de la medicina forense que estudia los productos tóxicos, sustancias químicas o venenosos sobre el organismo relacionados con delitos, los métodos de investigación médico forense en los casos de envenenamiento y muerte.

Un toxicólogo forense debe considerar el contexto de la investigación, particularmente cualquier síntoma físico que se haya presentado, y cualquier otro tipo de evidencia recolectada en la escena del crimen que pueda ayudar al esclarecimiento del mismo, tales como recipientes con medicamentos, polvos, residuos y otras sustancias químicas disponibles. Con dicha información y con las muestras de evidencia, el toxicólogo forense debe entonces determinar cuales sustancias tóxicas están presentes en ellas, bajo que concentraciones, y cual serían los efectos de dichas sustancias en el organismo humano.

No generan ninguna lesión característica muchas de las sustancias tóxicas, por lo que la investigación visual no sería del todo suficiente para llegar a una conclusión. El origen de los venenos puede ser:

  1. Vegetal: morfina, atropina, nicotina.
  2. Animal: venenos de serpientes, abejas, escorpiones, epinefrina.
  3. Mineral: arsénico, mercurio, plomo.
  4. Sintético: barbitúricos, tranquilizantes, etc.

En cuanto a su clasificación podemos encontrar venenos en estado gaseoso (monóxido de carbono, hidrógeno sulfurado…), volátiles (alcohol, ácido cianhídrico, fósforo…), minerales (plomo, arsénico, ácidos y bases caústicos), orgánicos fijos (barbitúricos, alcaloides…)

Como rama de la medicina forense que estudia los venenos en relación con un hecho delictivo, estableciendo la relación existente entre las causas de la muerte y sus complicaciones, nos ayuda a determinar las sustancias tóxicas presentes, sus concentraciones y efectos en el organismo humano de la persona lesionada o en el cadáver.

Desde el punto de vista de la medicina legal podemos distinguir dos tipos de sustancias:

  • SUSTANCIAS LÍCITAS. que a pesar de un riesgo adictivo y mortal, la ley permite con fines terapéuticos, por lo que se requiere de un médico que conozca el uso y una receta médica que avale la necesidad del medicamento.
  • SUSTANCIAS ILÍCITAS. que son aquellas cuya comercialización están prohibidas por ley debido a su capacidad de adicción.

Otras subespecialidades

Enumeraremos algunas de las muchas subespecialidades de la Medicina Forense y Legal:

  • Antropología forense
  • Biología forense
  • Derecho Médico y Legislación Sanitaria
  • Deontología Profesional Médica y Ética Clínica
  • Medicina Legal del Trabajo
  • Medicina Legal de la Familia
  • Medicina Legal de los Seguros
  • Necropapiloscopía
  • Odontología forense
  • Psicología forense

Deontología y ética en la Medicina Forense y Legal

Podemos definir brevemente a la ética como un conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida y al médico forense como el experto en medicina forense y legal.

En cualquiera de las vertientes de la medicina, debe realizarse atendiendo a unos principios éticos de actuación para cualquiera de los ámbitos de la relación en sociedad o de su particularidad derivada de la relación médico y paciente.

  • ÉTICA DE MÍNIMOS. Conjunto de principios considerados como valores comunes, deberes, aplicables y exigibles a todo ser humano como miembro de la sociedad que a su vez los protege con normas jurídicas (carácter público prioritario al interés privado):
    • El principio de no-maleficencia por el que el médico, bajo el principio del “Primum non nocere”, debe evitar en sus conductas la realización de un mal a sus semejantes o a lo que le rodea. No causar nada que no pueda ser más que perjudicial para el paciente, o en el que la razón riesgo/beneficio no sea adecuada.
    • El principio de justicia, todos los miembros de la sociedad deben ser considerados iguales, sin discriminaciones ni marginaciones en razón de edad, sexo, raza, religión o cualquier otra circunstancia. Implica una consideración imparcial en la distribución de recursos sanitarios disponibles, que deben estar cubiertos por igual para todos los ciudadanos y, por tanto, tuteladas por el Estado. Consideración de terceras personas implicadas en la relación médico-paciente, afectadas por el criterio distributivo y por las consecuencias de las decisiones tomadas por el enfermo o el facultativo.
  • ÉTICA DE MÁXIMOS. cada persona dispone de su espacio privado y particular que debe gestionar según su propia escala de valores, tomando decisiones en relación a lo considerado como beneficio personal.
    • El principio de beneficencia: la actuación médica resulte beneficiosa para el paciente procurándole un bien objetivo, potenciando los beneficios y minimizando en lo posible los riesgos. Obligación moral de hacer el bien, sin vulnerar la voluntad en contra de la persona (respetando su autonomía).
    • El principio de autonomía, basado en la libre y consciente elección del informado, siempre que sea competente para ello, de que el paciente participe en las posibilidades terapéuticas que conduzcan a una restitución o mejora de su salud, a través del conocimiento lo más amplio posible de su patología y de las opciones que respecto a su tratamiento pueden plantearse. Respecto a ser sometido a evaluación y a que los datos por él proporcionados sean utilizados en el dictamen de su estado mental en relación con los hechos contemplados en las diligencias judiciales.
La Medicina Forense y Legal. Qué es y para qué sirve
5 (100%) 3 votos

¿Te ha parecido interesante?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *